Feature 2

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Morbi volutpat justo sed efficit cursus. Mauris fringilla quam.

Adelantamiento de las elecciones: una movida ágil para una oposición sin horizonte

Ya es oficial que los tucumanos irán a las urnas el 14 de mayo de 2023. Ese día se renovarán todos los cargos en la provincia. Los «movimientos de ajedrez» -políticamente hablando-, los discursos, las palabras, las campañas y los pasos a seguir comienzan a hacerse sigilosamente. Ahora, ¿qué pasa con la oposición? ¿por qué no hay un acuerdo? ¿qué pasa por la cabeza de Juan Manzur? ¿cuáles son sus pretenciones? En «La Papa» lo charlamos con el politólogo Mauricio Formoso.

Los tucumanos votarán dentro de 207 días, seis meses y 23 días. Habrá un nuevo gobernador, un vice. Se define, además, los restos de los cargos provinciales: 49 legisladores, 19 intendentes, 184 concejales, y 93 comisionados rurales. Quienes ganen estarán en el poder hasta 2027.

La semana arrancó con el anuncio realizado por el propio Osvaldo Jaldo. “Con tiempo importante de anticipación, anunciamos oficialmente el llamado a elecciones en Tucumán para que todos aquellos espacios políticos que quieran participar, tucumanos y tucumanas que quieran ser candidatos a los diferentes cargos, tengan el tiempo suficiente para prepararse para poder participar”, dijo Jaldo ante la prensa.

Del otro lado -o parte de ese lado- Germán Alfaro cuestionó la decisión del Gobierno provincial. «(En el oficialismo) se están apresurando; están con temor y con miedo», aseguró a La Gaceta.

Bajo ese contexto, charlamos en «La Papa», a través de la 97.1 Radio Tucumán, con Mauricio Formoso, Docente y Politólogo.

-Vemos, Mauricio, un oficialismo con los ‘patitos’ acomodados: dos cabezas, conducción, con pasos adelantados en cuanto al armado y en desiciones a diferencia de la oposición que tiene muchos problemas ¿coincidís?

-Absolutamente. Siempre digo que a la oposición le falta planificacion, tener una estrategía. Tener una planificación es tener un horizonte. Si no sabes dónde querés llegar, no vas a saber por donde ir. Todos quieren llegar al sillón de Lucas Córdoba pero no saben cómo y tampoco se ponen de acuerdo para saber cuáles son esos caminos.

En una clara estrategia de ajedrez política, de cómo permito o cómo hago para que la oposición reste tiempo a esa planificación que debería tener esa oposición, se anunció el adelantamiento de las elecciones. 

Considerando el envión del 2021, la oposición está muy bien. El peronismo, en Casa de Gobierno, ha tomado nota y la estrategia fue restarle tiempo a ese armado. 14 de mayo implica que, 180 días antes, se pone en marcha todo el aparato electoral desde lo normativo y 180 días antes significa el próximo mes.

-¿El triunfo del peronismo beneficia a Juan Manzur?¿De qué manera?

Por supuesto. Porque va a estar en el tiempo justo para, probablemente, el calendario electoral nacional. Si hay PASO serían en agosto y, con los conflictos que tiene el oficialismo a nivel nacional, me atrevo a decir que sí va a haber. 

Si vos anotás un triunfo tres meses antes, el calendario electoral nacional recién va a estar empezando a manifestarse la inscripción de candidaturas y todos los primeros pasos de un calendario electoral. 

Manzur dijo en el PJ «yo seré el Jefe de Campaña», y es todo un mensaje político. Primero, para marcar la cancha a su futuro candidato a gobernador, decirle «el triunfo va a ser mio». Es un mensaje a la dirigencia y a su carrera política nacional. 

Tucumán, en el padrón electoral nacional, es practicamente nada, pero a la vez es mucho. En el NOA es el más importante, en el NEA también. De Córdoba para arriba, la provincia más importante de peso electoral es Tucumán. Que vos lleves un triunfo, en un contexto en el que lideras a su vez la mesa de gobernadores o la liga de gobernadores, que lideras todo el armado de todas las políticas, habla de un liderazgo indiscutible en el armado del peronismo en el NOA y NEA. 

Lo posiciona para alguna fórmula a vicepresidente sin ninguna duda. 

-¿Y quién estaría arriba de Manzur?

-Se habla de Sergio Massa como la figura que podría llegar a ocupar esa dupla. 

-¿Elegido por Cristina?

Creo que sin el consenso de Cristina, dentro del Frente de Todos, es muy díficil que podás competir. CFK hoy, en el escenario nacional y en la provincia de Buenos Aires, que es el principal centro electoral del país, tiene un piso electoral del 30%. En el peor momento del kirchnerismo, que fue entre 2017 y 2021, sacan 32, 33, hasta 35 puntos. Hoy el piso y el techo está en umbrales muy cortos. El techo electoral de ellos ha caído, pero su piso no. 

-En Tucumán, en el 2021, le fue bien a la oposición con todo el contexto de las internas ¿El resultado o los números se pueden trasladar para el año que viene? 

Todas las elecciones son distintas. Primero, porque entra gente nueva al padrón, se va gente del padrón. Es decir, cambian algunos porcentajes chicos, pero cambian electores. Segundo, porque los contextos son diferentes. Tercero, porque la elección, la regla de juego nacional, no es la misma que la provincial, y esa es la principal diferencia entre una y otra. Esto es como el principio del cambio, nada es permanente. Por más que las caras en la política local sean las mismas de siempre, de un lado y del otro de la grieta, las elecciones, los ciudadanos vamos creciendo y también vamos cambiando de pareceres, nos van sucediendo cosas, entonces, nunca son comparables aún cuando son tan cortas en tiempo.

El piso del peronismo en Tucumán, en el 2021, bajó por primera vez en la historia, por lo menos de Miranda hasta acá. Sí hizo que le diera un espaldarazo fuerte a la esperanza de muchos ciudadanos, y esa esperanza traducida en una estrategia electoral, que hoy no tiene la oposición, podría ser quizás el faro orientador de la campaña electoral. 

Para el peronismo fue un riesgo no movilizar el año pasado porque hoy, esa oposición, tiene ese espaldarazo mucho más fuerte del que incluso tuvo en 2019 y del que tuvo en 2017. Es la primera vez que el ciudadano opositor, o el ciudadano antiperonista, sintió que en ese grupo humano o en esa elección quedaron a tiro. Creo que la oposición está lejos de ganar todavia. 

¿Por qué la oposición no llega a concretar algo serio?

Creo que no hay condiciones, más allá del acuerdo que pueda llegar a haber. El FdT, con todos los problemas que tiene, y lo demuestra hoy siendo gestión y las diferencias que tenían acá en Tucumán, se han mantenido. Se sacuden el polvo de la batalla y siguen para adelante. La oposición no aprendió de las elecciones del año pasado. Había tres búnkers de campaña, es decir, tres jefes de campaña. Hoy la oposición no hablan entre ellos. 
Mauricio Formoso, Politólogo. Maestrando en #ComPol y Campañas Electorales. Especialista en Planificación Estratégica y Gestión por Resultados. Comunicación estratégica y relaciones públicas.

Copyright © 2022 La Papa

Todos los derechos reservados

Copyright © 2022 La Papa i Todos los derechos reservados