La Papa

Claves para un cuerpo libre de estrías, seas hombre o mujer

Cambios hormonales, aumentos de peso o de musculación provocan la aparición de estas señales en la piel.

La aparición de estrías no es algo inusual en la piel pero,  para algunas personas, especialmente en el caso de las mujeres, acaban resultando motivo de complejo y una marca que no desean tener. 

Durante algunos momentos de nuestra vida, como el embarazo en el caso de las mujeres o la pubertad en el caso de los hombres, es habitual acabar con este tipo de señales en la piel. Estudios de la British Journal of Dermatology demuestran que hasta un 90% de las mujeres sufren estrías durante el embarazo, y la pregunta que les asalta es ¿existe alguna manera de eliminarlas?

¿Por qué aparecen?

Josefina Royo de la Torre, codirectora de Instituto Médico Láser y doctora especialista en medicina estética, comenta que las estrías normalmente se deben a estiramientos de la piel o crecimientos rápidos. “Las estrías suelen suceder en la pubertad, los embarazos y con un aumento rápido de peso o de musculación”, señala la doctora Royo.

La experta explica que ese rápido crecimiento produce una ruptura de unas fibras del tejido que debilitan la piel e imposibilitan su recuperación, dejando una marca que visibiliza esta pérdida de elasticidad. 

Por otra parte, las zonas en donde se suele almacenar más grasa son más propensas a la aparición de estrías. “Estas zonas son más proclives a distenderse más con los aumentos de volumen; es el caso del pecho, el abdomen y las caderas, la parte alta de los brazos, glúteos y muslos”, indica la doctora Royo.

Además, apunta que las estrías pueden suceder por otras causas que no sean estiramientos bruscos en la piel. “Pueden aparecer asociadas a alteraciones hormonales, como el síndrome de Cushing, que se produce cuando hay un aumento de cortisol en el cuerpo, o en un tratamiento sostenido con corticoides”, ejemplifica la especialista.

No sólo en mujeres

El hecho de que se relacionen las estrías con las mujeres podría no ser casualidad. Royo expone que los estrógenos, hormonas sexuales femeninas, pueden influir en su aparición. “Parece que la mayor carga de estrógenos durante fases como la pubertad, los embarazos o el aumento de peso o los anticonceptivos pueden actuar como un factor de riesgo añadido en la aparición de estrías”, afirma.

La doctora explica que los estrógenos producen un aumento en la hidratación y salinidad del tejido. Por este motivo, se incrementa su volumen y ocasiona una mayor tensión en la piel. “Además, los estrógenos también inducen cierto debilitamiento del tejido de sostén, que es la parte que aporta resistencia y elasticidad”, comenta.

Sin embargo, aunque la mayoría de casos que tratan los médicos son de mujeres, los hombres también puede sufrir estrías. “Ellos están expuestos a la aparición de estrías en casos de distensión brusca de la piel por aumentos de peso, pubertad o musculación”, comenta la doctora Royo. 

¿Qué se puede hacer con ellas?

Antes de actuar, se debe determinar a qué tipo de problema nos estamos enfrentando. Albert Brugués Davi, especialista en dermatología y venereología, comenta que el primer paso es descartar que se trate de un problema médico, que sean síntomas de una enfermedad.  

Una vez descartada esta posibilidad, la doctora Royo comenta que hay que tener presente que se debe actuar con rapidez. “Cuanto antes se traten las estrías mejor. El tratamiento ofrece mejores resultados si se realiza de forma precoz”, expresa.

Tipos de tratamiento

La doctora Royo comenta que las estrías, en su fase inicial, son de color rojo y se les denomina estrías rubras. Pueden ser eliminadas a través de un tratamiento con láser que facilita la recuperación de la piel en esta primera fase inflamatoria. “Normalmente se indican cuatro sesiones secuenciadas cada tres semanas, y los resultados son excelentes”, destaca la experta.

Si no se actúa de una manera prematura, la especialista explica que las estrías pasan a ser de color blanco y se les denomina estrías alba. Llegado este punto,  para tratarlas se utiliza normalmente un tratamiento mediante rayos infrarrojos que tiene un efecto reparador en la piel. “Para inducir una reparación de la piel lo más potente posible reforzamos el tratamiento con sesiones alternas de carboxiterapia y plasma rico en plaquetas”, añade.
​El doctor Brugués apunta que existen otras alternativas aparte del tratamiento por láser. “También existen tratamientos con cremas para la piel o mediante micropunciones”, ejemplifica.

¿Desaparecen?

El experto expone que la eliminación total de la imperfección no es posible en la actualidad. “El paciente ha de entender hasta que resultado se puede llegar. Si no queda claro en la primera visita de lo que se pueda llegar a alcanzar, puede ser que el paciente quede descontento”, señala el doctor Brugués.

Cómo prevenirlas

El cuidado de la piel es clave para evitar estrías en nuestro cuerpo. En este sentido, Royo explica que hay distintas cremas que ayudan a la regeneración de la piel y favorecen la creación de colágeno y elastina. “Algunos ejemplos serian las cremas ricas en centella asiática, aceite de rosa mosqueta, prolisilanos, aportes de Omega 6 y tocoferoles, así como vitamina E”, ejemplifica.

Y añade que, en situaciones propensas a su aparición, debemos hidratar más la piel. “Se ha de mantener una hidratación intensa de la piel en los momentos de riesgo, como ocurre en los primeros meses del embarazo”, comenta la doctora.

Brugués agrega que mantener una buena alimentación también contribuye a que no aparezcan futuras estrías. “Se ha de mantener una dieta saludable. Está demostrado que cambios bruscos de peso en nuestro cuerpo favorecen la creación de estrías”, comenta el experto.

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram