Feature 2

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Morbi volutpat justo sed efficit cursus. Mauris fringilla quam.

Colazo le dio la punta al Lobo en La Plata

En el Bosque apareció un Lobo muy particular y que se terminó comiendo a Caperucita. Nicolás Colazo fue el hombre que abrió bien grande la boca y que, paradójicamente, fue el héroe de este Gimnasia que le arrebató la punta a Boca. Sí, el futbolista formado en el Xeneize saltó del banco y se transformó en el artífice de ese 2-0 (asistió en le 1-0 y marcó el segundo) con el que los de Pipo Gorosito derrotaron a Arsenal y ahora mandan en soledad en la Liga Profesional.

Hablar de Colazo es pensar, indefectiblemente, en Boca. Porque allí se formó como jugador: llegó con la edad de 12 años, hizo todas las Inferiores y terminó debutando en Primera en 2009. Incluso, Nico también supo ser campeón en el Xeneize: fue parte del Apertura 2011, el título local de 2015 y de las Copa Argentina 2012 y 2015. Sin embargo, le costó afianzarse allí y por eso terminó pasando por varios equipos en su carrera: All Boys, Tigre, Central, el fútbol australiano (Melbourne), el griego (Aris Salónica) hasta que ahora está transitando su 2° ciclo en GELP. Y al parecer, quiere hacerlo con todo…

«Por suerte me quedó un rebote y la pude meter. La verdad es que estoy súper contento por el equipo y por la gente. Nos merecíamos una victoria así… Si me decías al inicio del torneo que íbamos a estar así, quizá no lo creía… Pero partido a partido fuimos creciendo, somos un equipo molesto y estoy orgulloso de estar en este plantel. Estamos en un momento hermoso», expresó el propio Colazo una vez finalizada la victoria ante el público de GELP.

Incluso, el volante reveló que las aguas se calmaron luego del conflicto con la dirigencia y de las bombas que declaró el presidente, Gabriel Pellegrino: «Obviamente sabemos que pasaron cosas que no nos gustan, que no nos hace bien a nosotros ni al club, pero por suerte se habló todo y esto sirve para seguir sumando y creciendo».

Y enfocado ya en lo futbolístico, el 2-0 vs. Arsenal fue el 7° de Colazo en el Lobo. Y la realidad es que en apenas 10′ le cambió la cara al equipo. Porque una vez que Pipo lo hizo entrar en el inicio del ST en lugar de Melluso, el ex Boca fue clave para asistir a Ramón Sosa en el 1-0 y luego fue él quien sacó un zurdazo -ayudado por un desvío en la espalda de Mauro Pittón- que se le terminó metiendo en el arco de Alejandro Medina.

Justo cuando Boca se frotaba las manos porque Atlético perdía con Talleres (al final fue 1-1) y el Lobo igualaba con Arsenal, apareció el volante de 32 años para romper todo y poner a Gimnasia en lo más alto. Y en soledad. Se dio la ley del ex…

Copyright © 2022 La Papa

Todos los derechos reservados

Copyright © 2022 La Papa i Todos los derechos reservados