Cómo es la tiara de aguamarinas que elige Máxima de los Países Bajos

Con motivo de un banquete oficial, Máxima de Holanda se destacó como nunca luciendo la histórica y elegante tiara de aguamarinas, una de las joyas históricas de la realeza de los Países Bajos. A continuación, compartimos las principales claves y te contamos todo lo que hay que saber al respecto.

Tuvieron que pasar 3 meses completos y apenas unos días para que Máxima de Holanda luciera una tiara por primera vez en el año.

Con motivo de la visita a los Países Bajos de Ram Nath Kovind y Savita Kovind, presidente y primera dama de India, la monarca de origen argentino decidió sacar a relucir una de las piezas más icónicas de la historia de la realeza neerlandesa.

Se trata de la tiara de aguamarinas, una elegante pieza estilo art decó cuya principal característica es la de disponer siete piedras preciosas.

Al respecto, hay que decir que no es la primera vez que la esposa del rey Guillermo Alejandro I se luce con una joya de semejantes características. Basta con recordar que también posee una tiara compuesta por 31 zafiros y 655 diamantes, todas estas engastadas sobre una montura de platino.

Además de la belleza que esta joya tiene por características propias, hay que mencionar que la misma se destaca por poseer una historia igual de fascinante.

Todo comenzó con Guillermina de los Países Bajos y el príncipe Enrique, quienes decidieron encargar la creación de esta joya pensando en obsequiársela a su hija, Juliana, quien ejercería el reinado desde 1948 hasta 1980.

Fue en este año cuando Juliana abdicó en favor de Beatriz, su hija, quien estuvo en el poder hasta el 2013, año en que se repitió la historia y esta le cedió el trono a su hijo, Guillermo Alejandro.

De esta manera, quien ahora se encuentra autorizada para lucir semejante pieza es Máxima, quien no tuvo ningún inconveniente en colocársela incluso sabiendo que su suegra, la exreina Beatriz, también estaría presente en la cena de gala dedicada al mandatario de India.

Es más: la argentina de nacimiento también llevó puestos unos aretes que, al igual que la diadema, pertenecieron a Juliana. En cuanto a su vestimenta y su look general, Máxima eligió un delicado vestido con tonos en combinación perfecta con los de la joyería.

¿Qué opinas? ¿Estabas al tanto de la historia de esta tiara de aguamarinas que ahora se encuentra en poder de Máxima?

Copyright © 2022 La Papa

Todos los derechos reservados

Copyright © 2022 La Papa i Todos los derechos reservados