¿Cómo será el ‘nuevo’ Alberto Fernández para 2023?

Alberto Fernández retomó la agenda doméstica tras su gira por Europa y en una estrategia de diferenciación de Cristina Kirchner desplegó una red de apoyos con los gobernadores aliados que impulsan su relección y hoy se presentará en los Tribunales por la causa iniciada contra Patricia Bullrich como para reforzar su mensaje antimacrista.

Este es el nuevo esquema de planificación presidencial: mostrarse activo, en gestión permanente, ajeno a la puja interna con Cristina Kirchner, enfrentado a Mauricio Macri y con aval de los gobernadores del PJ por su proyecto reeleccionista.

El presidente mantuvo ayer una agenda activa en la Casa Rosada. Se reunió con el ministro Martín Guzmán que sigue siendo cuestionado por el kirchnerismo, recibió un nuevo apoyo en Balcarce 50 del gobernador de Tierra del Fuego, Gustavo Melella y prepara un viaje a San Juan y Santa Cruz en los próximos días para sustentar el apoyo de los mandatarios del PJ y avanzar con su proyecto para el 2023.

Además, el Presidente tiene previsto concurrir hoy a los tribunales de la calle Talcahuano para presentarse en la audiencia de conciliación por el juicio que le inició a Patricia Bullrich por las denuncias de supuesto pago de coimas que lanzó la ex ministra de Seguridad de Macri en medio de la pandemia cuando no se había cerrado el acuerdo con el laboratorio Pfizer.

Bullrich afirmó en su momento que el Gobierno nacional había buscado obtener «retornos» para promover la llegada a la Argentina de la vacuna contra el coronavirus elaborada por el laboratorio Pfizer.

«Hay intención del presidente de concurrir personalmente a los tribunales para aclarar todo este asunto y defender su gestión» dijo a El Cronista una fuente calificada de la Casa Rosada al evaluar la estrategia de Alberto Fernández que apunta a reforzar el discurso antimacrista. De hecho, desde París el jefe de Estado subrayó sin vueltas esta idea: «mi enemigo es Macri, no tengo que pelearme con Cristina», dijo

Lo más probable es que Alberto Fernández utilice el escenario de los Tribunales para cuestionar a Macri y a Bullrich con la intención de sustentar el mensaje de que quiere dar batalla contra Juntos por el Cambio para correrse de las críticas al kirchnerismo.

VISITAS AL INTERIOR
En paralelo a todo esto Alberto Fernández recibió ayer el apoyo del gobernador Melella quien se reunió con el ministro del interior Eduardo «Wado» de Pedro para analizar un fideicomiso para el desarrollo de Tierra del Fuego.

«Hoy el candidato natural para dar la pelea presidencial es Alberto Fernández. Eso ordenará hacia abajo», dijo Melella a El Cronista al salir de la reunión en la Casa Rosada.

A su vez, el mandatario de Tierra del Fuego dijo que está hablando con varios gobernadores del PJ para darle sustento a este apoyo reeleccionista del presidente desde el interior. «El Frente de Todos no se puede darse el lujo de rifar este momento y dejar que vuelva a gobernar el país los que estuvieron antes» añadió Melella en referencia al macrismo.

De esta manera, la estrategia del Presidente será en los próximos días buscar nuevos apoyos en el interior para apuntalar su proyecto reeleccionista. Según se supo, el jueves estará en San Juan con el gobernador Sergio Uñac y se está organizando una visita a Santa Cruz para verla a la gobernadora Alicia Kirchner y a un grupo de diputados patagónicos.

En tanto, este jueves a las 7:30 se convocó a una reunión de Gabinete que presidirá Juan Manzur para reordenar la agenda del presidente y darle volumen a la gestión. La idea del Gobierno es mostrar acción en medio de una dura batalla contra la inflación y niveles de pobreza elevados en la Argentina.

La idea del Presidente es no dar más pelea abierta contra Cristina Kirchner sino empezar a trabajar por su reelección, reforzar el discurso antimacrista y aumentar los apoyos en el interior del país.
Está fue un poco la línea argumental que esgrimió ayer el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis quien mencionó que a Cristina Kirchner hay que hacerla participar de las decisiones del gobierno aunque en el Gobierno remarcaron que el visto final lo tendrá el Presidente.

«Hace falta un mayor poder político y una coalición más fuerte. No estamos para escuchar la opinión de Cristina Kirchner sino para que participe activamente de todas las decisiones con Alberto Fernández», sostuvo el ministro de Obras Públicas.

Desde su gira europea Alberto Fernández había lanzado veladas críticas a la vicepresidenta y luego optó por bajarle el tono al debate interno en el Frente de Todos para ubicar como enemigo a la oposición. «Yo no me quiero subir al ring con Cristina, no me voy a pelear con ella. Mi enemigo es Macri» , dijo el presidente.

Ahora está dialéctica buscará trasladarla al plano del pragmatismo peronista con la idea de darle sustento al sueño presidencial por la reelección.

Fuente: El Cronista.

Copyright © 2022 La Papa

Todos los derechos reservados

Copyright © 2022 La Papa i Todos los derechos reservados