La Papa

Cristina y Máximo Kirchner: una difícil relación

«Quien no los conoce, no los entiende», empezó a relatar un conspicuo referente de La Cámpora y devoto seguidor de Néstor y Cristina Kirchner cuando explica cómo es la manera de tomar decisiones en el seno del kirchnerismo camporista, algo que, a pesar de los años, no muchos comprenden.

«Esto no es un secreto, salió algo en el libro Sinceramente, y retrata todo tal cual es. Ellos parece que no se conocieran cuando discuten una decisión», empezó la fuente que dialoga más con Máximo Kirchner que con su madre. «Cuando Nëstor había recibido la propuesta de Eduardo Duhalde, de que fuera su candidato a Presidente, los tres se juntaron y discutieron. Néstor perdía la votación dos contra uno, su propio voto».

«Después, como veía que no los podía convencer, le pidió a Máximo que lo acompañara en la camioneta en una recorrida por algunos pueblos. Ahí, lo agarró, le dijo que si no iba de candidato jamás podía meter preso a los que reprimieron y saquearon al país. Cuando volvieron a su casa, a la noche, de nuevo el jefe pidió que se volverá a debatir y ahí ganó con el apoyo de Máximo. Así trabaja esta familia, discuten y se operan como extraños», reveló el dirigente bonaerense.

¿Por qué la historia? Porque luego de jornadas intensas donde parecía que Sergio Massa y Máximo Kirchner trabajaban en conjunto una estrategia destinada a introducir profundos cambios en el gabinete, fue la vicepresidenta la que determinó como seguir sin atender los innumerables llamados realizados entre el hijo y el presidente de la Cámara de Diputados.

«Máximo es Cristina, no tengas dudas. Pero no le compra todo lo que le lleva», reveló el amigo sobre cómo suelen resolver las tensiones entre ellos dos. «Se tiran con todo, y después, ella decide. Así de simple. Todos los demás nos enteramos uno o dos días después».

Fuente: El Cronista.

Comparte