La Papa

Día del Himno Nacional Argentino

Canto de Guerra y de Libertad por el Profesor Javier Gadea

Los himnos son composiciones poéticas o musicales que tienen el objetivo de alabar, ensalzar o celebrar un acontecimiento histórico, este puede ser militar, para una divinidad, un héroe, un santo o simplemente sucesos memorables.

Los himnos eran muy comunes en la antigüedad, los más antiguos son de Sumeria cerca del 3000 a. C. relatan las hazañas militares de los reyes. La palabra himno proviene de la antigua Grecia: los “Himnos Homéricos” son poemas épicos dedicados al nacimiento de los dioses.

Los Himnos Nacionales son para celebrar o exaltar la fundación de la patria o la creación de un Estado-nación, comenzaron a surgir durante los procesos independentista y el surgimiento del nacionalismo entre los siglos XVIII y XIX, donde las naciones buscaban tener símbolos que los identifiquen y así fortalecer la identidad nacional.

Los Himnos no solamente son canciones patrias, la mayoría de los himnos, incluido el nuestro, son canciones de guerra. Nuestro Himno Nacional, nace en un contexto de guerra: la Guerra de la Independencia contra el Imperio Español y también luchas internas.

Celebramos hoy el día del Himno Nacional Argentino ya que el 11 de mayo de 1813 la Asamblea del Año XIII que era un órgano legislativo conformado por miembros de todas las provincias, aprobó como “Marcha Periótica” la obra de Vicente López y Planes. Al día siguiente se le encargo componer una nueva música a Blas Parera, este en una sola noche termino la partitura.

Según la tradición el 14 de mayo de 1813 en la casa de Mariquita Sánchez de Thomson se cantó por primera vez, siendo ella quien interpretó sus estrofas.  Primero se llamó Marcha Patriótica, luego Canción Patriótica Nacional y recién para 1847 Himno Nacional argentino.   

Lo interesante de nuestro Himno es que si bien se lo crea en un contexto de guerra y conflictos internos, donde las provincias estarán en enfrentamientos constantes, invadiéndose unas a otras a lo largo de varias décadas, el himno será cantado en todas las provincias, incluida la Banda Oriental (actual Uruguay), la aceptación que tuvo fue unánime, aun cuando estaban en guerra entre ellas. El himno nos unió como Nación dejando de lado las diferencias.           

El himno de Vicente López y Planes y Blas Parera es muy distinto al que cantamos en la actualidad: el himno original era mucho más largo, interpretarlo nos tomaría alrededor de 20 minutos. A lo largo del tiempo la obra sufrió algunos cambios: la misma Asamblea en 1813 pidió cambiar algunas estrofas por cuestiones diplomáticas con Inglaterra ya que quería tenerla de aliada y esta estaba unida junto a España en las Guerras Napoleónicas. Pero recién en 1860 la música tuvo una nueva versión, esta fue encomendada a Juan Pedro Esnaola, quien realizo una versión orquestada más rica desde el punto de vista armónico.

La versión del himno fue interpretada con su texto original hasta el año 1900, en ese año el tucumano Julio Argentino Roca en su segunda presidencia mediante un decreto estableció “…solo se cantaran la primera y la última cuarta y el coro de la Canción Nacional sancionada por la Asamblea General el 11 de mayo de 1813”.

¿Cuáles son los motivos del cambio? Argentina se había convertido en una de las potencias del mundo y tenía relaciones diplomáticas y económicas con muchos países de Europa y como nuestro himno fue pensado como un himno de guerra, resultaba agresivo no solamente para España, al cual estaban dirigidas algunas estrofas, sino al resto de los países con los cuales manteníamos buena relación y cuando se tocaba el himno en presencia de diplomáticos y extranjeros resultaba ofensivo. La segunda presidencia de Roca significo para la Argentina y Sudamérica un momento de paz. Los problemas con las fronteras estaban resulto. Roca llego a la presidencia en un contexto en que entraríamos en guerra con Chile, Argentina era una potencia militar importante e impuso la paz con Chile. En ese contexto nuestro país mira al siglo XX en un camino hacia la paz, en Europa la mirada es opuesta y esto llevará a las guerras mundiales. Los himnos son gritos de guerra, de libertad, son la voz del pueblo, nuestro Himno Nacional es el canto que nos une como Nación, como argentinos, nos da identidad, nos enorgullece y nos llena de patriotismo al entonar sus estrofas. Hoy más que nunca alcemos la voz y digamos juntos “¡Oíd, mortales!, el grito sagrado: ¡libertar!, ¡libertar!, ¡libertar!

Comparte