Duro panorama para la segunda mitad del año en materia económica y social

La aceleración de la inflación se hace sentir fuerte en todos los sectores, y también comienzan a prender las alertas en lo que esto ya genera y generará en los niveles de pobreza de la Argentina. Los especialistas ya marcan que actualmente este índice se encuentra en no menos del 40% (unas 16 millones de personas), y que las expectativas hacia adelante son de un agravamiento de la situación.

Luego de un primer semestre «positivo», en el que algunos analistas privados sostienen que rondó el 38% (el Indec no publicará la cifra oficial hasta fines de septiembre), todo hace pensar que se comenzará a ver una escalada.

Así, apuntan que actualmente la pobreza ya se posiciona algo por encima de 40%, luego de que en el mismo lapso del año pasado había marcado 37,3%.

«El efecto que está generando la inflación es muy fuerte porque ocasiona una pérdida del poder adquisitivo importantísimo. A esto le debemos sumar que hoy la generación de empleo se tornó mucho más lenta, algo que sin dudas también empeora la situación de la gente. No veo que esta situación se pueda revertir, por lo que el segundo semestre podría ser muy oscuro», sostuvo a El Cronista Agustín Salvia, director del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA).

Con esto, las posibilidades de que el período julio-diciembre se acerque al 42% de pobreza del segundo semestre de 2020 (el peor de la última década) son importantes.

Según Salvia, este oscuro panorama tiene que ver con que el arranque del segundo semestre llegó con un menor avance del empleo privado, a cambio de un alza del empleo público, los monotributistas y los trabajos precarios.

«El mejor escenario en el que podemos pensar hoy es que al menos se mantenga lo más cerca posible de ese 40%», afirma el especialista.

Según Salvia, este oscuro panorama tiene que ver con que el arranque del segundo semestre llegó con un menor avance del empleo privado, a cambio de un alza del empleo público, los monotributistas y los trabajos precarios.

«El mejor escenario en el que podemos pensar hoy es que al menos se mantenga lo más cerca posible de ese 40%», afirma el especialista.

PRECARIZACIÓN

Luis Campos, coordinador del Observatorio del Derecho Social de la CTA Autónoma, también hace foco en la calidad del trabajo que se genera hoy.

«El problema central no pareciera ser solo la falta de empleo, sino la precarización. Y con esto no me refiero solo a las condiciones de trabajo en general, sino también a los salarios», afirma Campos. Estas malas condiciones salariales, incluso, se van agudizando con el correr de los meses, y mientras la inflación pega saltos cada vez más fuertes.

«El daño que está generando el crecimiento del costo de vida sobre los haberes es importante. Hay gremios que cerraron paritarias por encima del 80% y así y todo no saben si al menos podrán empatar a la inflación anual. No hay dudas de que muchas de las negociaciones se deberán reabrir», dijo Campos.

De la mano de esto, en el segundo semestre también se verá resentida la actividad económica. Algunos indicadores indican que en mayo pasado habría logrado un avance cercano a 7%, aunque algunos analistas ya no ven posibles esos índices. Y esto pega de lleno entre quienes dependen más del «día a día».

Algunos analistas entienden que la actividad económica también se comienza a resentir, una situación que también colaboraría para incrementar los niveles de pobreza
Según la consultora Focus Market, el consumo retrocedió en junio un 4,5% respecto del mismo mes de 2021 y acumula una baja del 2,4% en los primeros seis meses del año.

Según la consultora Focus Market, el consumo retrocedió en junio un 4,5% respecto del mismo mes de 2021 y acumula una baja del 2,4% en los primeros seis meses del año.

«Para la clase trabajadora y los pequeños comerciantes, que dependen del ritmo económico para vivir, esta situación es muy delicada porque deben esperar que las perspectivas mejoren para no caer bajo la línea de pobreza», reflexionó Salvia.

Incluso, observa que hoy muchos de quienes integran esos grupos hoy salen en busca de planes como el IFE o la asistencia estatal, una situación a la que no estaban acostumbrados. Del otro lado, los niveles de indigencia mostrarían una situación algo más alentadora, sobre todo debido a la mano del Estado. Se estima que hoy entre el 7% y el 8% de la población se encuentra dentro de este segmento, cerca del 8,2% de la marca del último semestre del año pasado.

Fuente: El Cronista.

Copyright © 2022 La Papa

Todos los derechos reservados

Copyright © 2022 La Papa i Todos los derechos reservados