La Papa

El PSG reducirá su plantilla

En su primera conferencia de prensa como entrenador del Paris Saint Germain, Christophe Galtier dejó en claro públicamente lo que seguramente ya había advertido puertas adentro: «Creo que hay que reducir el plantel. No puedes tener demasiados jugadores que no jueguen porque no estén contentos. Tenemos que encontrar el tamaño de plantilla adecuado».

El pedido del flamante entrenador no es algo nuevo en el conjunto parisino, Mauricio Pochettino lo había reclamado en su momento, Leonardo ya lo había intentado en temporadas anteriores y también se convirtió en un de los principales objetivos de Luis Campos en su llegada al club. Sin embargo, las ventas siempre fueron la gran asignatura pendiente del PSG.

La temporada pasada, el plantel estaba compuesto por 32 jugadores, entre los habituales del primer equipo y algunos juveniles que sumaron minutos a lo largo de la temporada. Hoy, la intención del equipo de la capital francesa es achicar ese número a un máximo de 22 jugadores, sin contar a los jóvenes.

Como decíamos, las salidas siempre fueron una piedra en el zapato para el PSG, ya sea por las elevadas pretensiones del club a la hora de salir al mercado o por los altos salarios que suele abonar, números difícil de afrontar por otros equipos y que hacen también que los futbolistas prefieran quedarse aunque no tenga tantos minutos.

Para esa tarea, el PSG sumó a Antero Henrique, ex director deportivo del club, quien en su momento llevó adelante las ventas de Gonzalo Guedes al Valencia (40 millones de euros) y de Yuri Berchiche al Athletic de Bilbao (24 millones). Y, tal como detallaron L’Equipe y Le Parisien en las últimas horas, ya trascendió la lista de los jugadores que serían prescindibles en este mercado.

Uno de ellos sería el central Abdou Diallo, quien aún tiene dos años más de contrato con el club. Si bien el Tottenham estaba tras los pasos del senegalés, el suculento monto pedido por el PSG, sumado a la cesión de Clément Lenglet del Barcelona, hicieron que los Spurs se retiraran de las negociaciones. Sin embargo, es uno de los nombres a salir en este mercado.

Otros de los apuntados es el neerlandés Georginio Wijnaldum Wijnaldum, quien disputó 38 partidos la última temporada y alternó entre la titularidad y el banco. Si bien tiene contrato hasta el 2024, su rendimiento en el último semestre lo puso en la lista de transferibles. Una nómina en la que tanto L’Equipe como Le Parisien también incluyen a Mauro Icardi.

El delantero argentino también tiene dos años más de contrato y en Francia no ven tan sencilla su salida. Mauro disputó 29 partidos la temporada pasada entre la Ligue 1, copas y la Champions, pero en la mayoría de los encuentros ingresó desde el banco.

Otros nombres que aparecen en la lista son los de Ander Herrara, Layvin Kurzawa y Julian Draxler, todos con contrato hasta el 2024 y con salarios que van desde los 6 millones hasta los 8, en el caso del español. A ellos se suman también, Thilo Kehrer, Idrissa Gueye y Danilo Pereira.

Por otro lado, L’Equipe y Le Parisien también mencionan a Leandro Paredes en la lista, aunque en su caso, sólo se llegaría a una posible salida en el caso de una importante oferta. En los últimos días tanto en Francia como en Inglaterra trascendió un interés del Manchester United por el volante de la Selección y el conjunto parisino habría pedido 35 millones de euros por su pase.

El caso Neymar

Si bien en las últimas semanas ​se habló de un deseo del PSG de dejar salir al brasileño, Galtier ya dejó en claro que quiere retenerlo. Así, hoy no estaría en la lista de transferibles. «Es un jugador de clase mundial, uno de los mejores del mundo, pero hay que encontrar un equilibrio. Quiero que se quede», pidió públicamente.

Le Parisien resalta que el club no tiene reproches deportivos contra Neymar, incluso aunque su rendimiento bajó en la última temporada, pero no está conforme con las cuestiones extradeportivas del brasileño, quien «multiplica las faltas de conducta», por ejemplo llegando «frecuentemente» con retraso a los entrenamientos.

«Si no muestra un deseo radical de cambiar, se le abrirá la puerta incluso si su traspaso sería complejo», añade el diario. Su ficha de en torno a 40 millones anuales y un contrato que se extiende hasta 2027 no ayudarán a la posible tarea de buscarle destino.

Fuente: Olé.

Comparte