La Papa

En Shangai aíslan en centros de salud a los niños contagiados de Covid-19

La ciudad es el epicentro del peor brote de coronavirus en China desde principios de 2020. Por ese motivo, quienes den positivo deben aislarse de las personas no contagiadas

Las autoridades sanitarias de la ciudad de Shangai, China, defendieron la medida de separar a los niños y niñas contagiados del virus del Covid-19 de sus padres con el fin de detener los contagios en lo que es uno de los peores rebrotes desde el estallido de la pandemia a principios del 2020.

La medida desató la ansiedad y estupor entre las familias. La ciudad, capital económica de China de 25 millones de habitantes se encuentra confinada al ser el epicentro del peor brote de coronavirus en China a raíz de la variante Ómicron.

Para contener su avance, quienes den positivo, aunque sean asintomáticos o tengan una infección leve, deben aislarse de las personas no contagiadas y esa medida se aplica a los menores, incluso si son bebés.

«Si el niño tiene menos de siete años, recibirá tratamiento en un centro público de salud», dijo Wu Qianyu, una responsable de los servicios de salud municipales, citado por la agencia de noticias AFP.

«Para los niños mayores o los adolescentes (…) los estamos aislando principalmente en lugares (de cuarentena) centralizados», añadió la funcionaria, que explicó que «si uno de los padres está infectado, podrá acompañar al niño y cuidarlo» en un lugar especial «donde serán tratados».

La indignación de millones de familias por esta drástica medida fue volcada en redes sociales, especialmente en Weibo, que cuenta con mayoría de usuarios en Asia. En dicha red, varios videos no verificados circulan mostrando niños pequeños y bebés sin acompañantes en centros de salud públicos.

A pesar de las drásticas medidas, los contagios estarían creciendo en Shanghai ante la supuesta incapacidad de las autoridades a frenar el número creciente de contagios de Covid-19.

El ministerio de Salud anunció más de 9.000 nuevos casos en la ciudad, 95% de ellos asintomáticos. La mayoría de los habitantes de están confinados y muchos se quejan de los problemas para conseguir alimentos frescos o acceder a hospitales.

Comparte