“Es un sinvergüenza. Que vaya a juicio y lo que corresponda por mal desempeño de funcionario público porque es el Presidente, no es una persona común”

Su indignación no tiene límites, mastica bronca, aprieta el puño y siente un malestar en el pecho que es difícil de explicar. Así se siente Pablo Musse, padre de Solange, la joven que falleció en Córdoba durante las restricciones por la pandemia de COVID-19, luego de que se conociera que la Justicia aceptará la oferta de $1,6 millones de Alberto Fernández para cerrar la causa de la fiesta en Olivos.

“Es un sinvergüenza. Que vaya a juicio y lo que corresponda por mal desempeño de funcionario público porque es el Presidente, no es una persona común”, sostuvo Musse.

“Quisiera ponerles el video de mi hija y que vean el video de la gente que estaba en Formosa y otros afuera de San Luis. En principio, rompió la cuarentena el mismo que hizo el DNU, lo desmintió y hasta cuando era imposible con las imágenes. Acá la justicia no tiene que ser igual para todos, es el Presidente de la Nación, es el que dictó el DNU, es el que rompió ese DNU, encima mintió sobre esto y que nos venga a comprar… Lamentablemente la justicia es eso… con un poco de plata lo arreglás”, cargó con furia en diálogo con Radio Rivadavia.

El fiscal federal de San Isidro Fernando Domínguez aceptó la donación ofrecida por Alberto Fernández. De esa manera, ahora solo queda que el juez federal Lino Mirabelli homologue el acuerdo para que el Presidente termine sobreseído.

A través de un dictamen el fiscal sostuvo: “Considero razonable la propuesta efectuada, ya que el monto ofrecido cubriría el precio de un respirador para ser utilizado en módulos de atención UCI de pacientes con COVID 19, o un total de cuarenta días de internación en módulo de atención UCI con ARM de paciente con COVID 19″.

Otros de los puntos que causan la indignación de Musse es la comparación entre la velocidad con la que se resolvieron ambos casos en la Justicia: “Nosotros venimos con la causa de Sol hace dos años y todavía no pasó nada, y no sabemos si va a pasar, porque es ir contra el Estado”.

“Tampoco entiendo, uno no puede sacar un crédito y Alberto sí lo va a hacer. Mi señora tiene un emprendimiento, hace 4 años viene solicitando un crédito y le piden de todo. Este no tiene ni sueldo, es lo que le pagamos nosotros”, continuó descargando su bronca contra el Presidente.

La cifra que deberá pagar el mandatario se calculó en base a un informe del Ministerio de Salud de la Nación sobre el costo de los respiradores contra el COVID-19, ya que el Código Penal no prevé ningún parámetro. Ese dinero sería destinado a la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud Dr. Carlos G. Malbrán, según la propuesta del fiscal Domínguez.

La donación en realidad es una “reparación económica” prevista en el artículo 59 inciso 6 del Código Penal. De esa manera, se evita la indagatoria por violar las restricciones a la circulación que él mismo había firmado.

Pero más allá de todas las explicaciones y argumentos presentados, Pablo Musse no comprende la decisión: “Tendrían que ver el pedido de Solange, que me necesitaba por el estado en el que estaba. Tendrían que ver todo y decir ‘esto no es lo mismo que una fiesta de cumpleaños de un amigo o que violé la cuarentena para ir a laburar’. Tendría que ir a juicio, pedir disculpas y que nunca más ocupe un cargo público”.

“Acá desgraciadamente no va a pasar nada; no pasó nada con Cristina, ni con Menem, nunca va a pasar nada en la Justicia Argentina”, lamentó sin esperanzas.

Fuente: Infobae.

Copyright © 2022 La Papa

Todos los derechos reservados

Copyright © 2022 La Papa i Todos los derechos reservados