Feature 2

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Morbi volutpat justo sed efficit cursus. Mauris fringilla quam.

Intelectuales kirchneristas criticaron al gobierno de Alberto Fernández: “Moderación o Pueblo”

Un grupo de académicos, actores, actrices y periodistas, apoyados por La Cámpora, respondió a una carta que habían hecho referentes más vinculados al presidente Alberto Fernández sobre la necesidad de moderación. En aquel texto, los que respaldan al jefe de Estado dentro del Frente de Todos, escribieron que la moderación puede ser, en algunos casos, una virtud, y la radicalización, una reacción contraproducente.

“¿Unidad para romper el contrato electoral?”, lanzan en el documento.

Asesores e intelectuales cercanos al albertismo habían promovido otro texto con el título de “La unidad del campo popular en tiempos difíciles”, se insta a lograr un consenso dentro del oficialismo con el objetivo de “construir la transformación progresiva sobre la cual se despliegue el día a día de los trabajadores y sus familias”.

La contestación del sector cristinista a aquel manifiesto pone en jaque la idea de “pluralidad”. Titulado “Moderación o pueblo”, el escrito comienza planteando una serie de preguntas retóricas: “¿Unidad para qué política? ¿Unidad que garantice la transferencia de recursos desde los trabajadores hacia el capital? ¿Unidad que rompa el contrato electoral y en la que los trabajadores resultan perjudicados?”.

Se acusa a los autores del anterior texto de obviar un detalle importante, factor que llevó a la alianza entre Cristina Kirchner y Alberto Fernández para a para ganar las elecciones en 2019: “En sus páginas, no resulta nítido ni el origen de la unidad ni el sujeto destinatario de sus políticas, que son las ruinas que dejó el experimento neoliberal. En ese sentido, la ausencia absoluta del nombre Macri es muy elocuente”.

Advierten, además, que términos como “macrismo”, “Juntos por el Cambio”, “sistema financiero”, “precarización”, “concentración”, “desigualdad” tampoco son citados, lo que implica un “desconocimiento” del “desastre” generado por la gestión de Cambiemos. “Terminan hablándole a nadie y sin motivos”, resaltaron.

“Por eso, el problema de la unidad se resuelve reponiendo el origen y el sujeto destinatario de la unidad. No se soluciona con una apelación a la reducción de la intensidad, es decir, a la moderación. El problema más importante no es de velocidad ni de magnitud: es de orientación de las políticas”, añadieron.

“El punto más trágico”

Los autores de este nuevo texto consideraron que el actual, es el punto “más trágico” desde el inicio de la gestión hace tres años atrás. “Vivimos en una constante preparación de escenarios de anuncios donde no se realizan anuncios. Es la práctica fallida de anticipar políticas que no se concretan”, advirtieron.

Además, resaltaron que el mismo gobierno es quien “genera las expectativas” y “produce la defraudación”. “Proponen ir despacio pero terminan inmóviles. Pretenden hablar suave pero se vuelven inaudibles. Todo lo que se presenta moderado termina siendo débil”, detallaron.

Como fue adelantado en una de las preguntas retóricas expuestas al principio del documento, el grupo de intelectuales cristinitas reprochan la quita de protagonismo por parte del Gobierno al “pueblo trabajador”, al indicar que parecería que al mandatario le importa más la unidad que sus votantes.

“Como consecuencias de la toma de decisiones, la clase trabajadora perdió en la puja distributiva y se produjo una nítida transferencia de recursos del trabajo hacia el capital. Ni la memoria colectiva ni la base social del Frente de Todos parecen ser protagonistas”, repudiaron.

La relación entre el presidente y la vicepresidenta

Respecto de las diferencias entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner, materializadas en el acuerdo con el FMI, señalaron que la única manera de que haya una convivencia entre ambos es “si continúan activas las políticas que le dieron origen y que los estructuraron desde un principio”.

La división en el Frente de Todos quedó muy expuesta durante el debate por el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), con varios hechos relevantes. El primero fue la renuncia de Máximo Kirchner a la jefatura del bloque oficialista. El diputado no dio quorum en la sesión y bajó para votar en contra del programa de facilidades extendidas. Después, Cristina Kirchner se ausentó cuando se votó en el Senado. También, hubo una fuerte tensión como consecuencia del ataque a piedrazos al Congreso y al despacho de la vicepresidenta, que subió un video a redes.

En ese momento, La Cámpora acusó al Gobierno de hacer “un silencio que aturde”, por la falta de “solidaridad” y la ausencia de “reacción” a ese ataque. La carta de los referentes kirchneristas se puede ver como una secuencia que arrancó con la primera exposición pública de Cristina Kirchner tras la derrota en las PASO y que provocó una renuncia masiva de funcionarios ligados a ella.La epistolar, de nueve páginas, lleva las firmas de Roberto Salvarezza, Adrián Paenza, Alberto Kornblihtt, Rita Cortese, Victoria Onetto, “Dady” Brieva, Marcelo Figueras, “Mempo” Giardinelli, Telma Luzzani, María Seoane, Luisa Kuliok, Sandra Russo, Eduardo Basualdo y Cinthia García, entre otros.

Fuente: La Nación.

Copyright © 2022 La Papa

Todos los derechos reservados

Copyright © 2022 La Papa i Todos los derechos reservados