La Papa

Juan Grabois sobre la Tarjeta Alimentar: “es una política implementada de forma estúpida”

El referente de la CTEP ratificó que la ayuda directa al consumo que anunció el Gobierno la semana pasada “es decepcionante el modo en el que se eligió hacerlo”. Luis D’Elía también manifestó su rechazo.

Es decepcionante el modo en el que se eligió hacerlo”. Juan Grabois, referente de la CTEP, volvió a cuestionar hoy el anuncio del Gobierno de utilizar la Tarjeta Alimentar para fomentar el consumo. Según su visión, “es una política implementada en forma estúpida” que se traduce en más asistencialismo, en sintonía con las críticas del dirigente piquetero y secretario de Economía Social, Emilio Pérsico.

“Todos estamos de acuerdo en que hay que transferir ingresos en el marco de la pandemia, pero antes hay un problema con los aspectos operativos en la forma en la que funciona la Tarjeta Alimentar. Del presupuesto de 300 mil millones de pesos, un punto y medio se va a la patria financiera. Eso es un escándalo, es terrible”, consideró Grabois en declaraciones a radio Con Vos.

Y amplió: “Después hay un tema conceptual, romper el chanchito de lo que parecía toda reservada para el FMI para realizar una inversión social, aplaudimos,… ahora, ¿se hace la inversión social de la manera más inteligente?”.

En esta línea, criticó que el Gobierno avance en medidas asistenciales en lugar de trasladar los recursos públicos para generar programas de creación de trabajo. “¿No se puede aplicar (el dinero) para terminar las viviendas de la provincia de Buenos Aires a través de trabajo asociado en cooperativas? Cada peso que se gasta en construcción genera puestos de trabajo indirectos, pero ir al super a comprar algo no genera puestos de trabajo. Es una política que tiene un costado positivo, y después una implementación que no es inteligente”, señaló.

“No se puede aceptar que la patria financiera que se quede con 4 mil millones de los pobres por año, y es insistir en el asistencialismo menemista. Hay un tema de focus group. En general las políticas sociales, cuando no se entienden como derecho, genera un rechazo importante entre los asalariados más humildes. ‘Se la regalan y yo me la gano’. Si la cosa se disfraza de programa alimentario, y se bendice con la farándula, eso de alguna manera frena las acusaciones de populismo, eso es pan para hoy, hambre para mañana. Es decepcionante el modo en el que se eligió hacerlo”, agregó.

Grabois y Persico no fueron los únicos dirigentes sociales que salieron a criticar el anuncio del presidente Alberto Fernández. En las últimas horas, Luis D’Elía también manifestó su rechazo. “Causó bastante disgusto en los movimientos sociales; el incremento de la Tarjeta Alimentar es pan para hoy, hambre para mañana”, afirmó en la editorial de su programa de radio.

“Los movimientos sociales queremos trabajar, las cooperativas queremos hacer viviendas; en los 12 años de Néstor y Cristina (Kirchner) hicimos 12 mil viviendas. Queremos hacer obra pública, queremos trabajar, dignidad, y reivindicamos el derecho de organización que tienen los excluidos”, agregó.

En este sentido, el dirigente social señaló que “la gorilada, en general dice ‘a cada uno démosle los beneficios y que vaya con su tarjeta a cobrar al banco; nada de organizarse, juntarse, los queremos marginados, sufrientes y solos’. Cualquier acción que fortalezca la unidad de los que están afuera es mal vista por el gorila”.

Hasta la semana pasada, la Tarjeta Alimentar era percibida por alrededor de 1,5 millones de familias. El viernes, Alberto Fernández anunció -tras la quinta reunión del Consejo Federal Argentina contra el Hambre- la inclusión de todos los menores de 14 años en el beneficio.

La medida implica una inversión de 250.000 millones de pesos, un 0,7% del PBI, y un incremento de hasta el 100 por ciento del poder de compra del plástico, de la que son beneficiarios madres y padres con hijas e hijos que perciban la Asignación Universal por Hijo (AUH); mujeres embarazadas a partir de los tres meses de gestación que perciban la asignación por embarazo; y personas con discapacidad que perciban AUH.

A partir de este anuncio, la Tarjeta Alimentar alcanzará a 1,9 millones de familias, lo que representa 3,7 millones de niños y niñas. Con este refuerzo, la madre con un hijo cobrará 6 mil pesos; el bono de 9 mil pesos lo recibirán los que tengan dos niños y se incrementará a 12 mil pesos para los que tengan 3 o más hijos.

FUENTE: Infobae.

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram