La Asociación de Clínicas y Sanatorios de Tucumán suspende servicios a los afiliados de ASUNT

La ACyST informó a los afiliados de Acción Social de la Universidad Nacional de Tucumán que el acuerdo entre ambas instituciones ha finalizado. «La Asociación de Clínicas y Sanatorios de Tucumán comunica a los afiliados de ASUNT que el convenio con la misma se encuentra rescindido, por los que los afiliados de esta son considerados pacientes particulares», expresaron en un comunicado.

Los nosocomios que integran la ACyST son: Sanatorio del Norte, Sanatorio del Sur, Instituto de Garganta Nariz y Oido, Instituto de Cardiología, Clínica Mayo, Sanatorio Modelo, Centro Modelo de Cardiología, Sanatorio 9 de Julio, Sanatorio Pasquini, Sanatorio Regional, Sanatorio Rivadavia, Centro Privado de Cariología, Sanatorio Mayo, Sanatorio San Lucas, Clínica Sama, Intituto Stock, Sanatorio Parque, Clínica Famaillá, Sanatorio Amerocan Salud, Clínica Nuestra Señora de la Dulce Espera y Clínica Aliviar.

Los afiliados de ASUNT que concurran a estas instituciones, ya sea como pacientes ambulatorios o por una urgencia, deberán abonar como particulares las consultas, prestaciones o internaciones que les sean realizados.

La semana pasada, los referentes de las prepagas y obras sociales de OSPIA, ColMed, Boreal, Prensa, Red de Seguros Médicos, SOREMER y ASUNT, mantuvieron una reunión para anlizar las dificultades que vienen atravesando por el incremento de los costos en las prestaciones médicas. El tema que mayor preocupación generaba es el convenio que debía renovarse con la ACyST, el cual tiene altísimos incrementos de sus valores prestacionales.

Los representantes de las obras sociales advirtieron que si no eran aceptados los nuevos incrementos, los cuales consideran «exorbitantes», los sanatorios y clínicas privada iban a dejar de brindar atención a más de 500 mil usuarios en toda la provincia, generando una saturación del sistema público. Asimismo, sostuvieron que el excesivo aumento de las prestaciones les impedirá sostener el equilibrio de la cobertura general de cada uno de sus afiliados, y el del incumplimiento del pago por las prestaciones. Es decir, que varias prepagas y obras sociales hasta podrían entrar en el déficit total.

En el encuentro de referentes de obras sociales se acordó continuar con las negociaciones para llegar a nuevos valores que sean más accesibles, con un convenio que «dé respiro» a las finanzas de cada una de las empresas de salud, sin perjuicio de los pacientes del sector privado.

Por unanimidad se rechazó el convenio y los valores que desde Clínicas y Sanatorios se pretenden. También, y frente a esta situación, los representantes de las organizaciones de la salud pidieron un encuentro con el propio gobernador, Osvaldo Jaldo, en calidad de urgente.

Copyright © 2022 La Papa

Todos los derechos reservados

Copyright © 2022 La Papa i Todos los derechos reservados