La Papa

La F1 Powerboat brindó un espectáculo alucinante en El Cadillal

Enmarcada en una temporada invernal sumamente exitosa en Tucumán y con la compañía del sol y una temperatura primaveral que amenizó cada una de las jornadas, este sábado y domingo se llevó a cabo una nueva fecha de la F1 Powerboat, la competencia de lanchas de alta velocidad más prestigiosa de Sudamérica.

Con el paisaje y las aguas del dique Celestino Gelsi como marco ideal, miles de tucumanos y turistas que pasaban sus vacaciones en la provincia disfrutaron de un espectáculo deportivo de primer nivel: en su cuarta visita a El Cadillal, la categoría de motonáutica celebró su edición #100 en el Jardín de la República y brindó un show memorable durante el desarrollo de la segunda fecha del campeonato.

Con la organización a cargo del Ente Tucumán Turismo (ETT), la colaboración de numerosas áreas del Gobierno Provincial y la coordinación de la categoría F1, el evento se puso en marcha este viernes por la tarde con la ya tradicional exhibición de las lanchas en la Plaza Independencia. Allí, cientos de personas que transitaban por el principal paseo público de la capital pudieron conocer a los pilotos y sacarse fotos con las coloridas embarcaciones.

“Tener un evento como este en la finalización de las vacaciones de invierno en Tucumán, y en medio del receso en otras provincias del país, es muy positivo. Recibimos a miles de visitantes de las grandes urbes como Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y Mendoza que pudieron disfrutar nuestros paisajes y oferta, sumado a este espectáculo deportivo de calidad que complementa todo lo que brindamos como destino”, expresó el presidente del ETT, Sebastian Giobellina, quien estuvo presente en la jornada final del evento y participó en la entrega de premios a los integrantes del podio.

“El tiempo nos acompañó y El Cadillal está repleto de gente, pero, al mismo tiempo, San Javier está colmado de visitantes y el Parque Nacional Aconquija, en el sur, también está muy concurrido. La provincia toda goza de una afluencia turística alta y eso es un síntoma de trabajo intenso y de bienestar para los tucumanos”, agregó el funcionario.

“Nuestro balance es excelente”, sostuvo, por su parte, el presidente de la F1 Powerboat, Hernán Díaz Fraga, quien destacó que no se trató de una carrera más para la dirigencia, sino de la edición número 100 de la competencia. “Por el nivel de asistencia de público, esta fue muy similar a la primera que hicimos en 2019. Fue una fiesta, como de costumbre”, celebró el organizador, quien precisó que el día domingo arribaron a la villa unas 10 mil personas.

Sobre el valor de estos eventos para los destinos turísticos, Fraga sostuvo que desde la organización “brindamos una propuesta a un lago hermoso, creamos un lindo recuerdo para quienes disfrutan las carreras, que el día de mañana rememorarán con alegría. Después de 19 años de recorrer el país con esta categoría y tras 100 carreras, puedo afirmar que Tucumán es un lugar especial e increíble que esperamos seguir visitando en el futuro”, destacó el directivo de la F1.

El día sábado, las lanchas partieron en caravana hacia el dique en El Cadillal para las pruebas clasificatorias que se desarrollaron por la tarde. En tanto, el domingo las actividades iniciaron al mediodía y tuvieron como condimento especial un espectáculo de fly board con un piloto que mostró sus habilidades acrobáticas en el aire ante la sorpresa del público. Mientras, los competidores, que llegaron desde diferentes puntos del país, se disputaban cada una de las series. Finalmente, alrededor de las 17, tuvo lugar la gran final, el Gran Premio de Tucumán, una cautivante carrera de 18 vueltas.

Tucumán inspira a Degiamma

Desde su primera incursión en la provincia, hace tres años, la F1 Powerboat ha brindado un espectáculo de primer nivel que, con el transcurso de los años, sumó nuevas propuestas y atractivos con el fin de mejorar el show. Pero para Fernando Degiamma, de la escudería Arco Iris, la carrera en El Cadillal es siempre la misma: una intensa prueba de velocidad para la que tiene todas las respuestas.

El piloto oriundo de Tigre, que fue escolta de Javier Colombo en la primera fecha disputada en Las Termas, consiguió la mejor colocación en las clasificatorias del sábado. Eso, sumado a sus antecedentes de 2019, 2020 y 2021, hizo que no sorprenda el hecho de observarlo dominar las calmas aguas del Celestino Gelsi para quedarse, por cuarta ocasión consecutiva, con el Gran Premio de Tucumán.

“El equipo me entregó una embarcación espectacular que respondió muy bien durante todo el fin de semana y eso, sumado al trabajo diario, posibilitó este triunfo”, expresó el tripulante de 27 años. “Corro desde los 12 y llevo este deporte en la sangre, quiero seguir compitiendo por muchos años más para vivir momentos como este”, aseveró Degiamma, que elogió las idílicas condiciones del dique y el apoyo constante que brinda el público tucumano.

El podio lo completó Matías Pío, de Art Windows, y el mencionado Colombo, de Spai Racing, quien cerró los puestos de honor con 16 segundos de diferencia respecto al campeón.

Los representantes de Tucumán, Ricardo García y Hernán Mazza, completaron una buena participación y concluyeron la carrera en 6° y 8° puesto, respectivamente.

Música en vivo en el Anfiteatro

Cabe destacar que mientras las lanchas se lucían en el espejo de agua, la jornada tuvo como complemento perfecto al 17° Festival Tucumán Cine Gerardo Vallejo, que organiza el Ente Cultural de Tucumán y que se desarrolla hasta el próximo sábado 30. Es que, desde las 15 horas del domingo y en el Anfiteatro “Los Tucu Tucu”, se lanzó la competencia “Videoclip en vivo” con un show en el que tocaron numerosas bandas locales que aportaron música y diversión en la villa turística.

Comparte