La Papa

La OMS ya identificó 169 casos de menores afectados por una hepatitis grave de origen desconocido

La Organización Mundial de la Salud (OMS) tiene noticia ya de 169 casos de menores afectados por hepatitis aguda de origen desconocido en 12 países, la mayoría ubicados en Europa. Se trata de niños de entre un mes y 16 años; en diecisiete casos (aproximadamente el 10% del total) se ha tenido que realizar un trasplante hepático y en uno el paciente ha fallecido. La OMS está investigando qué está ocurriendo y reconoce que “todavía no está claro si ha habido un aumento en los casos de hepatitis o un aumento en la conciencia de los casos de hepatitis que ocurren al ritmo esperado pero no se detectan”.

La OMS ha admitido que una de las hipótesis se centra en que el origen se deba a un adenovirus (que se ha detectado en al menos 74 casos). Pero añade a través de un comunicado: “si bien el adenovirus es una hipótesis posible, se están realizando investigaciones para determinar el agente causal”. El adenovirus es un patógeno muy común y que casi siempre causa cuadros respiratorios o gastrointestinales leves o muy leves.

El Reino Unido fue el primer país en notificar el incremento de casos de hepatitis de origen desconocido el 15 de abril y tiene contabilizados ya 114 enfermos. El segundo país que más casos acumula hasta ahora, según la información difundida por la OMS, es España, con 13, seguido de Israel (12), Estados Unidos (9), Dinamarca (6) e Irlanda (5).

En los casos identificados se trata de una hepatitis aguda (inflamación del hígado) con enzimas hepáticas marcadamente elevadas, explica la OMS. “Muchos casos informaron síntomas gastrointestinales que incluyeron dolor abdominal, diarrea y vómitos que precedieron a la presentación con hepatitis aguda grave y niveles elevados de enzimas hepáticas”, añade esta agencia cuya sede está en Ginebra.

“La mayoría de los casos no tenían fiebre”, explica la OMS. El origen es desconocido porque no se han detectado en ninguno de los casos “los virus comunes que causan la hepatitis viral aguda”.

Las miradas se dirigen hacia el adenovirus porque el Reino Unido, donde se ha notificado la mayoría de los casos hasta ahora, ha observado recientemente un aumento significativo de las infecciones por este tipo de virus en los menores.

De algo parecido han informado las autoridades sanitarias de Países Bajos, sostiene la OMS. Pero esta agencia no descarta que este incremento en la detección de los adenovirus se debe a una mejora en las pruebas de laboratorio para detectar esta infección. “Si bien el adenovirus es actualmente una hipótesis como la causa subyacente, no explica completamente la gravedad del cuadro clínico”, explica la OMS.

Las primeras sospechas apuntaron a que la causa pudiera ser una secuela de la covid —el coronavirus fue identificado en varios de los afectados— y también al adenovirus. No se descartó tampoco un origen tóxico o que se tratara de un virus desconocido. Ningún niño había sido vacunado frente al coronavirus, por lo que esta posibilidad quedó descartada de entrada.

Comparte