La Papa

La soja opera en su nivel más alto en 7 años

Según la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), la soja ascendía US$ 6,2 hasta US$ 587,5 por tonelada (es decir, 94,5% más que a mediados de marzo de 2020).

Los precios futuros de la soja y el maíz no dejaban hoy de subir y alcanzaban nuevas marcas máximas en el Mercado de Chicago, mientras el trigo exhibía una ligera caída, en todos los casos para los contratos con entrega en mayo, reportan hoy las operadoras locales.

Según la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), la soja ascendía US$ 6,2 hasta US$ 587,5 por tonelada (es decir, 94,5% más que a mediados de marzo de 2020).

La nueva cotización, al nivel más alto en más de siete años, se atribuye al “repunte de los precios del aceite vegetal”, mientras la operadora local Futuros y Opciones (FyO) pronostica temperaturas por debajo de lo normal en el medio oeste de EE.UU., donde avanza la siembra de la nueva campaña.

En ese marco, el aceite de la oleaginosa operaba a US$ 1.471,3 y la harina subía a US$ 471,6 por tonelada para mayo, muy por encima de los US$ 680 y los US$ 316, respectivamente, pactados en mayo del año pasado.

FyO recordó que la Argentina es el mayor exportador mundial, tanto de aceite como de harina de soja.

El maíz anotaba por su parte incrementos en todas las posiciones, y una ganancia en los contratos para mayo de US$ 1,1 hasta US$ 297,6 la tonelada (150% más que hace once meses y medio).

En este caso, señaló la bolsa rosarina, incidió “el clima seco que amenaza los rendimientos de la cosecha en el principal exportador, Brasil”, lo que podría anticipar “mermas en los suministros mundiales”.

El valor del trigo, en tanto, registraba una caída de US$ 0,8 hasta US$ 276,9 la tonelada, es decir, 63,8% más que ocho meses atrás, ante “las lluvias potencialmente beneficiosas en algunos cinturones de cultivo en Estados Unidos y Europa”, concluyó la BCR.

Tal como informa hoy Ámbito, los principales analistas estiman que los agroexportadores continuarán liquidando a buen ritmo en mayo y junio, la temporada alta del ingreso de divisas del sector, lo que le permitirá seguir acumulando reservas de dólares en el Banco Central, aunque algunos especialistas vinculados al negocio agropecuario empezaron a sembrar dudas sobre si será tan buena la liquidación. Por lo pronto no se perciben cambios en el comportamiento de los exportadores.

Claro que parece haber sido evidente que los rumores sobre posibles aumentos en los niveles de las retenciones agropecuarias (ante el boom de los precios) y las menores expectativas de devaluación, detonaron cierta aceleración en el ritmo de liquidación en las últimas semanas.

Al respecto, es insoslayable que las primeras tres semanas de cada mes, en particular la primera, es cuando se registra el mayor ingreso de divisas y de compras del BCRA. Por ejemplo en la primera semana de marzo el promedio diario de compras superó los u$s130 millones para luego descender a niveles de u$s60 millones dos semanas después y cerrar el mes en u$s30 millones. En abril, arrancó con un promedio diario de más de u$s100 millones y luego bajó a más de u$s80 millones y cerró en u$s35 millones.

FUENTE: Ambito.

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram