Lightyear llega hoy a Disney+

Se lanza en la plataforma Disney+ el filme de Pixar Lightyear, que lleva casi dos meses en los cines con una performance que merece ser analizada. Es el segundo peor estreno de Pixar en toda su carrera en cines, y solo recaudó en todo el mundo 219 millones de dólares. Es extraño, si se piensa, porque Lightyear pertenece lateralmente a una de las marcas más exitosas del cine en los últimos treinta años, Toy Story. Se supone que es la pelícua que dio origen al muñeco cuya voz interpretó Tim Allen en la célebre saga. Pero además fue el primer estreno de Pixar en salas desde el comienzo de la pandemia de Covid 19. En ese entonces, cuando se cerraron los cines, estaba en cartel Unidos, que funcionaba bien pero no pudo cerrar su carrera en salas.

Luego Soul, Luca y Red, los tres filmes siguientes, aparecieron dirctamente en plataformas -aunque el primero tuvo un rápido paso por los cines para calificar a los Oscar, premio que finalmente se llevó en 2021. Entre las causas de la caída de Lightyear, los analistas hablaron del miedo de los padres a llevar a los chicos al cine (cosa que se desmintió cuando el estreno, casi en seguida, de Minions 2, que solo en los EE.UU. lleva 320 millones de dólares de recaudación). Otra de las causas citadas es la confusa relación de Lightyear con Toy Story, en lo que la falla se situaría a nivel de difusión y marketing.

Pero Variety publica una nota en la que da otra explicación. Los números demuestran que las películas de Pixar que aparecieron solo en Disney+ tuvieron una excelente repercusión, siempre en el top 10 o 20 del consumo de streaming anual, especialmente Luca y Red. Es decir, la gente quiere ver Pixar. Pero cuando Disney comenzó a utilizar esa marca como motor para generar suscripciones a su plataforma, es probable que haya ocurrido algo: que el público se acostumbrara a ver esos filmes en su casa y ya no en el cine.

¿Cómo podría probarse esto? Simple: si Lightyear se convierte en un enorme éxito en streaming, el paso de Pixar por la pantalla grande se verá comprometido. También para Disney sería una pérdida toda vez que las salas, en la medida en que el negocio se va recuperando, resultan una fuente rápida de recuperar la inversión en producir una película (cada vez más alto, de hecho). Se puede decir que un poco el éxito de las películas de Marvel compensa y que el aumento en suscriptores sostiene todo. Pero Disney perdería así uno de los mayores impactos. El dilema podría solventarse si Lightyear no funcionase tan bien en streaming. En ese caso, sería solo un tropiezo en una cadena de éxitos y la esrategia de exhibición en salas para estos filmes podría volver a testearse. La pandemia, como se ve, puso en tela de juicio negocios, hasta ahora, seguros.

Fuente: BAE Negocios.

Copyright © 2022 La Papa

Todos los derechos reservados

Copyright © 2022 La Papa i Todos los derechos reservados