La Papa

«Los niños no son una mercancía que puedan venderse al mejor postor»: Canelada repudió los dichos de Milei

El legislador repudió las declaraciones de Milei respecto a la venta de niños. “Este no es un debate posible ni ahora ni dentro de 200 años. No se puede relativizar la trata de personas», advirtió.

«Hay ciertas cuestiones que como Estado provincial no se pueden dejar pasar. Que un diputado nacional relativice la venta de niños, abriendo la puerta a tenebrosas y criminales prácticas como la venta de niños y niñas, es algo que no podemos dejar pasar. Esto no es un debate posible ni ahora ni dentro de 200 años, como sugiere. No se puede relativizar la trata de personas, la prostitución infantil, la venta de órganos y otros aberrantes delitos», exclamó el legislador José María Canelada, al repudiar las declaraciones de Javier Milei, vertidas en una entrevista con Ernesto Tenembaum.

En ese sentido, el parlamentario tucumano señaló que es un tema que no puede tener banderas partidarias. “No se trata de cuestiones ideológicas ni partidarias. Los niños no son una mercancía, no son medio kilo de pan, que se pueden vender al mejor postor. Mientras el mundo avanza de manera consensuada para protegerlos, tenemos que escuchar estas declaraciones de un representante público que no parece comprender la gravedad de la trata de personas y relativiza este horror, como si hubiera términos en los que fuera posible la venta de niños», repudió.

Por último, Canelada señaló que no se trata de un debate abstracto, sino de una realidad que se debe erradicar. «Hoy, por ejemplo, a San Luis le falta Guadalupe, una niña que desapareció hace un año y sobre la que el Estado no dio respuestas. Hace pocas semanas se realizó en Buenos Aires un encuentro entre vicegobernadores y legisladores de todo el país, al que pude asistir, donde la Defensoría de Niños, Niñas y Adolescentes nos convocó a debatir políticas para avanzar en el cuidado de los niños, no para ponerlos en una góndola con un código de barras. Los dichos de Milei constituyen una profunda ignorancia en cuanto a que los niños y niñas son sujetos de derecho».

Comparte