Malvinas: a 40 años de la guerra

El 2 de abril de 1982 las Fuerzas Armadas Argentinas tomaron militarmente las Islas Malvinas ocupadas desde 1833 por Reino Unido. Seguido de esto Londres envía una Fuerza Operativa, el Consejo de Seguridad de la ONU (Integrado por Reino Unido) exige a la Argentina que retire las tropas. La comunidad Europea apoya a Reino Unido igual que EEUU por el acuerdo de Yalta de 1945 absteniéndose también la Unión Soviética.

“Interpretando el sentimiento del pueblo argentino” según Galtieri fueron enviados soldados sin experiencia, sin equipamientos, sin contar con una buena alimentación ni vestimenta apropiada para el frió clima el Atlántico sur y lo peor de todo con armas que no disparaban o sin municiones, teniendo que arrastrar en el barro cañones que no funcionaban.

Cuando la noticia fue dada en Argentina salieron a la calle miles y miles de personas a celebrar y acompañar al gobierno en esa decisión. Sin tener en cuenta que estábamos por enfrentarnos con Inglaterra, los grandes piratas del mundo, dueños de los mares desde Trafalgar hasta la segunda guerra mundial, que lucharon en dos guerras mundiales, con un ejército profesional y con la tecnología militar más avanzada del momento y apoyados por las grandes potencias del mundo.

Pero en palabras de Galtieri “El orgullo nacional ha de ser mantenido a toda costa y a cualquier precio” (2 de abril de 1982 en el balcón de la Casa Rosada)
Recordemos que a solo unos días del flamante discurso, el 30 de marzo hubo una fuerte represión policial a manifestantes de la CGT en la misma plaza de Mayo con más de dos mil detenciones. ¿En solo unos días la actitud del pueblo cambia? ¿Ahora apoya la locura de invadir Malvinas y enfrentarse con Reino Unido?

El 10 de Abril ya con las cartas tiradas y con una flota en camino y sin retorno y con un pueblo emocionado por la causa, pronuncia Galtieri las palabras que acompañada por la multitud condenarían a muerte a 649 argentinos (solo durante el conflicto) “Si quieren venir que vengan, le presentaremos batalla”.

Tenemos que tomar conciencia no solo de las locuras de una junta militar sino de toda una sociedad, que en su ignorancia apoyo a hombres que en su afán de mantenerse en el poder y revertir la opinión pública, por una creciente crisis económica y la violencia se embarcaron en una locura sin vuelta atrás.

El 2 de abril la sociedad recuerda a los hombres que lucharon con valor para defender la “patria” pero el resto del año olvida a estos veteranos de guerra, que cuando regresaron de Malvinas no eran “héroes de guerra” sino soldados asesinos y miembros de un gobierno que oprimía al pueblo.

Los soldados argentinos estando en Malvinas, la primera comida caliente y el primer baño fueron dados por los ingleses, siendo mejor tratados por sus captores que por sus capitanes argentinos. Los ingleses los trataron con mucho respeto, los alimentaron y les dieron abrigo.
Los combatientes también fueron víctimas de los propios capitanes argentinos, que castigaban duramente y torturaban a sus hombres, en algunos casos los estaqueaban en el suelo y obligaban a sus compañeros que los orinen, si estos se negaban los estaqueaban junto a su compañero. El relato oficial trato de ocultar la participación de mujeres, que trabajaron como enfermeras del ejército, estas mujeres en muchas ocasiones fueron acosadas por los oficiales a cargo.

Inglaterra indemnizo a muchos soldados por los daños producidos, siendo estos pagados al gobierno hace décadas, los cuales no fueron entregados a quienes pertenecían, estando estos en juicio que fueron ganados al estado argentino, pero aun no son liquidados por no ser incluidos en el Presupuesto Nacional.
¿Soldados de Malvinas teniendo que hacer juicio al estado argentino para que la paguen lo que les corresponde?
Muchos de los que hoy llamamos “héroes” hoy ya no están para cobrar su indemnizaciones, más de 400 de los que volvieron se quitaron la vida, víctimas de las secuelas y el abandono y otros por los años, a 40 años del conflicto.

Chile apoyó a Inglaterra en el conflicto ¿Por qué?
Argentina y chile casi había llegado al borde de la guerra a finales de 1978. Chile no consideraba que se debiese aplicar el TIAR (Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca que implicaba que si un país de América era atacado por un extranjero todo el continente debía defenderlo) ya que entendía que Argentina no había sido atacada, sino que era ella la atacante. Tras la conquista de las islas, algunas fuentes inciden en la posibilidad concreta de que la Argentina tuviese también por objetivo a medio plazo ocupar militarmente los archipiélagos al sur del Canal de Beagle en disputa con Chile.
Hay muchos testimonios de oficiales argentino realizados en la prensa durante la guerra que afirmaban que una vez ganada la guerra con Inglaterra seguía Chile. Es más el día 2 de abril de 1982, durante la multitudinaria manifestación en la Plaza de Mayo en Buenos Aires se escuchaban cánticos “Que se cuide Pinochet, hoy le toca a los ingleses, mañana a los chilenos”.
Tengamos en cuenta también que las decisiones la toma el gobierno y no el pueblo y que en chile también estaban viviendo una fuerte dictadura
Por ejemplo, pensemos lo siguiente: Perú fue el único país que nos ayudó en Malvinas, con pertrechos de guerra, aviones, alimentos y hasta se habla de pilotos. En los años 90 Argentina le vendió ilegalmente armas a Ecuador estando esté en guerra con Perú. Si lo vemos así los argentinos traicionaron a los peruanos. El tema es muy complejo.

Analizar la guerra de Malvinas es muy complejo pero necesario para comprender parte de nuestra historia. Hoy 2 de abril a 40 años del conflicto nos debemos una profunda reflexión. El gobierno y la sociedad completa hoy recuerdan y homenajea a los caídos y veteranos de Malvinas pero el resto del año los olvida.

Javier Gadea. Historiador y docente. Tucumán, Argentina.

Copyright © 2022 La Papa

Todos los derechos reservados

Copyright © 2022 La Papa i Todos los derechos reservados