Murió el primer paciente con la rara hepatitis de hígado

Una nueva hepatitis aguda y de origen desconocido avanza en Europa y puntualmente, en niños, lo que aceleró las investigaciones médicas para detectar su causa, mientras la Organización Mundial de la Salud (OMS) reportó que 17 chicos ya tuvieron que ser sometidos a un trasplante de hígado.

El organismo sanitario consignó esta semana un aumento de los casos de hepatitis aguda de origen desconocido en 11 países, confirmando hasta la fecha 169 contagios y una muerte por esa enfermedad.

Además, prevé que las infecciones seguirán y advirtió de un brote de hepatitis en el Reino Unido, país donde, hasta el momento, más contagios se han registrado.

De acuerdo con el organismo internacional, la enfermedad detectada el pasado 5 de abril en Reino Unido, afecta a niños en el rango etario de entre 6 y 16 años.

Hasta el momento no se sabe con certeza cuál es el origen de la enfermedad, pero cada vez hay más evidencia que el responsable sería el adenovirus 41: «Si bien el adenovirus es una hipótesis posible, se están realizando investigaciones para determinar el agente causal», señaló la OMS en un comunicado.

Los casos en el Reino Unidos se presentaron clínicamente con hepatitis aguda grave, muchos de los cuales reportaron síntomas gastrointestinales como dolor abdominal, diarrea y vómitos en semanas previas. La mayoría no tenía fiebre.

Algunos niños requirieron atención en unidades hepáticas infantiles especializadas y algunos tuvieron que ser sometidos a un trasplante de hígado.

También en Reino Unido -donde hasta hoy se registra la mayoría de los casos- consideran que «lo más probable es una causa infecciosa basándose en las características clínicas y epidemiológicas de los casos que se están investigando». Pero tampoco descartan una «posible exposición tóxica».

Hasta el momento, no se identifica ninguna relación con la vacuna contra el Covid-19, y los datos que completaron los familiares sobre alimentos, bebidas y hábitos personales «no han permitido identificar ninguna exposición común».

En este marco, el Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades (ECDC) resumió que: «las investigaciones toxicológicas siguen en curso, pero se considera más probable una etiología infecciosa dado el cuadro epidemiológico y las características clínicas de los casos».

Copyright © 2022 La Papa

Todos los derechos reservados

Copyright © 2022 La Papa i Todos los derechos reservados