Feature 2

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Morbi volutpat justo sed efficit cursus. Mauris fringilla quam.

Obras Sociales y Prepagas tucumanas observan con preocupación la crisis en el sector

Este miércoles se reunieron los titulares de las obras sociales y prepagas de salud de la provincia para analizar y evaluar diferentes escenarios sobre las prestaciones en materia de salud para sus sectores, debido a los nuevos y altísimos incrementos que pretenden desde Clínicas y Sanatorios. Pidieron una reunión con el gobernador Osvaldo Jaldo.

En este primer encuentro, los referentes de las prepagas y obras sociales de OSPIA (azucareros) COLMED, BOREAL, PRENSA, RED DE SEGUROS MÉDICOS, SOREMER y ASUNT (Universidad Nacional de Tucumán), analizaron sobre las dificultades que vienen atravesando por el incremento de los costos en las prestaciones médicas. Sin embargo, uno de los temas que está generando mayor preocupación es el nuevo convenio que debe renovarse en los próximos días con el grupo de Clínicas y Sanatorios que ya anunciaron altísimos incrementos de sus valores prestacionales.

Es decir que si esos nuevos valores con incrementos exorbitantes no son aceptados en la renovación de estos nuevos convenios, los sanatorios y clínicas privadas dejarán de brindar el servicio a más de 500 mil usuarios en toda la provincia generado directamente una saturación del servicio en atención e intervención en los nosocomios públicos.

Los referentes de las obras sociales sostuvieron que de aceptar estos nuevos incrementos no podrán sostener el equilibrio de la cobertura general de cada uno de sus afiliados y el del incumplimiento del pago por las prestaciones. Es decir, que varias prepagas y obras sociales hasta podrían entrar en el déficit total.

Es por eso, que en este encuentro se acordó continuar con las negociaciones para llegar a nuevos valores que sean más accesibles con un convenio que dé respiro a las finanzas de cada una de las empresas de salud sin perjuicio de los pacientes del sector privado. Por unanimidad se rechaza categóricamente el convenio y valores que pretenden desde Clínicas y Sanatorios. También y frente a esta situación los referentes de las organizaciones de la salud pidieron en calidad de urgente un encuentro con el propio gobernador Osvaldo Jaldo.  

Incluso hasta el gremio de la sanidad (ATSA), ve con preocupación si es que el sector privado no llega a un acuerdo, ya que también afectaría a unos 4 mil trabajadores que prestan sus servicios en los distintos nosocomios.

Fuente: Primera Fuente.

Copyright © 2022 La Papa

Todos los derechos reservados

Copyright © 2022 La Papa i Todos los derechos reservados