La Papa

Pablo Moyano se perfila para ser el jefe único de la CGT

La corriente del sindicalista camionero se alió a Sindicatos en Marcha para la Unidad Nacional (SEMUN), que dirige el ferroviario Sergio Sasia, que representa a 30 gremios. Intentarán buscar la mayoría en el congreso cegetista. Hugo Moyano recibió al principal opositor a Armando Cavalieri en Comercio.

Pablo Moyano logró respaldo para tratar de convertirse en líder de la Confederación General del Trabajo (CGT): el sector que lidera, el Frente Sindical para el Modelo Nacional (FRESIMONA), formalizó un acuerdo con los dirigentes de Sindicatos en Marcha para la Unidad Nacional (SEMUN), una fracción de una treintena de organizaciones que lidera el ferroviario Sergio Sasia, con el fin de sumar otros apoyos que les permitan tener mayoría la futura central obrera, que renovará autoridades en septiembre u octubre.

Dirigentes de ambas corrientes se reunieron este lunes durante unas tres horas y coincidieron en que la nueva CGT deberá tener un solo secretario general porque “el triunvirato de conducción ha demostrado que no sirve”.Y propondrán que eseúnico único jefe cegetista tiene que ser el secretario adjunto del Sindicato de Camioneros, cuyos rivales, el sector de “los Gordos”, integrado por Héctor Daer (Sanidad) y Armando Cavalieri (Comercio), y los “independientes” (Andrés Rodríguez, de UPCN; Gerardo Martínez, de la UOCRA, y José Luis Lingeri, de Obras Sanitarias), buscan que haya una conducción colegiada de tres o cuatro miembros.

Analizaron, además, la posibilidad de plantear una reforma del estatuto de la CGT para cambiar la forma en que se eligen los representantes que cada sindicato envía al congreso cegetista para elegir su consejo directivo: quieren evitar que los grandes gremios sigan teniendo proporcionalmente la mayor cantidad de congresales en desmedro de las organizaciones medianas y pequeñas.

El moyanismo perdió muchos adherentes durante los últimos años que le restaron predicamento como una corriente sindical con poder propio y por eso empezó negociaciones con otros sectores para que “los Gordos” y los independientes, que controlan hoy la central obrera, no digiten los nombres de la futura conducción cegetista ni definan la estrategia que llevará adelante.

Daer quiere continuar como uno de los cotitulares de la CGT y acepta la idea de elegir integrantes de un triunvirato o de un cuarteto para pilotear la CGT ante la evidencia de que ningún dirigente tiene el suficiente consenso como para ser el único líder y que tampoco ningún sector sindical puede tener una mayoría en el congreso cegetista que le permita imponerse ante sus adversarios.

En marzo pasado, Sasia tuvo un primer encuentro con Hugo Moyano, donde evaluaron una estrategia en común ante la renovación de la CGT. En ese momento se habló del apoyo del Sindicato de Camioneros para que el jefe de la Unión Ferroviaria asuma al frente de la Confederación de Trabajadores del Transporte (CATT), mientras que éste le devolvería la gentileza brindándole el respaldo del SEMUN a Pablo Moyano como líder de la central obrera. Ese fue el paso que se dio este lunes.

Los representantes del FRESIMONA y el SEMUN se pusieron de acuerdo en “una CGT unida, fuerte, representativa y federal, que debe encarnar un proyecto nacional con una agenda programática basada en la producción, el desarrollo, el empleo, la salud, la salud y la “tecnología conveniente”, que fue una forma de tomar distancia de las autoridades actuales de la CGT, a la que criticaron durante la reunión por su “pasividad” y porque “una mesa chica toma decisiones que deben ser resueltas por toda la central obrera”.

Además de Pablo Moyano y Sasia, participaron del encuentro, que se realizó en una sede de Camioneros del barrio de Caballito, los dirigentes Mario Manrique (SMATA), Juan Pablo Brey (aeronavegantes), Raúl Durdos (SOMU), Jorge García (peones de taxis), Graciela Aleña (viales), Omar Plaini (canillitas) y el diputado nacional Facundo Moyano, por el FRESIMONA, y Guillermo Moser (Luz y Fuerza), Pedro Milla (petroleros privados), Luis Pandolfi (tintoreros), Ramón Luque (papeleros) y Jorge Anro (AUPBA), por el SEMUN.

El congreso de la CGT para elegir sus nuevas autoridades debería haberse realizado en agosto pasado, pero, con motivo de la pandemia, el Ministerio de Trabajo prohibió las elecciones en los sindicatos y prorrogó todos los mandatos gremiales. Ahora, la cúpula cegetista estudia la posibilidad de concretar el congreso a fines de septiembre o principios de octubre para unificar a los distintos sectores en una sola estructura y tratar de recuperar el poder perdido por el sindicalismo en los últimos años.

El encuentro del FRESIMONA y el SEMUN no fue el único que mantuvo el moyanismo en las últimas horas: este lunes también hubo una reunión entre Hugo Moyano y el dirigente Ramón Muerza, un tradicional opositor en el Sindicato de Comercio al que el jefe camionero apoya para que intente desplazar al líder mercantil Armando Cavalieri en las elecciones que tendrán lugar el año próximo.

Junto a sus hijos Pablo y Facundo, el líder de Camioneros habló con su colega de Comercio sobre el flamante acuerdo salarial firmado por Cavalieri, del 32% en cuatro tramos, al que criticaron por “insuficiente”, y analizaron la situación interna de la CGT.

En los últimos comicios de Comercio, que se hicieron en septiembre de 2018, Cavalieri le ganó a Muerza por 461 votos (el líder opositor dice que, en realidad, fueron menos de 200), en un proceso electoral plagado de denuncias cruzadas en la Justicia.

Moyano le dará apoyo político y económico a Muerza para que intente ganarle a Cavalieri las elecciones del año próximo en el Sindicato de Comercio de Capital, desde donde diseñan un proyecto a largo plazo: tratarán de lograr en 2023 la mayoría en el secretariado de la Federación de Empleados de Comercio (FAECYS), que es la que lleva 135 representantes al congreso de la CGT (la mayor cantidad de los que aportan los sindicatos que integran la central obrera).

El objetivo del líder camionero a largo plazo es buscar el ascenso de Muerza en Comercio para tener una mayoría suficiente en el congreso de la CGT que le permita desplazar a “los Gordos” de la conducción e imponer una renovación en la central obrera.

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram