Feature 2

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Morbi volutpat justo sed efficit cursus. Mauris fringilla quam.

Rosario: una mujer fue hallada sin vida sumergida en un jacuzzi

Una mujer fue hallada muerta sumergida en el jacuzzi de una habitación de un hotel céntrico de la ciudad en lo que el lunes al cierre de esta edición se investigaba como una muerte dudosa. Si bien el cuerpo no presentaba en principio signos de violencia, su grado de descomposición no permitía descartar que se haya tratado de un crimen, lo cual podría establecerse luego de la autopsia prevista para este martes.

El hallazgo se inscribe en un mar de dudas y misterio que la investigación irá develando, sobre todo si logra localizar al hombre que desde el miércoles había ocupado la pieza con la mujer y del que ayer no se sabían más que algunos datos como su presunta identidad y la posible patente de su vehículo. Otro dato de relevancia para los pesquisas: en el cuarto se hallaron rastros de consumo de crack o cocaína que se fuma.

El misterioso hallazgo comenzó a trascender el lunes pasado el mediodía en medio de inconsistencias. Primero se dijo que era un hombre hallado muerto ensangrentado en el jacuzzi. Incluso llegó a circular el nombre y la edad de la presunta víctima. Sin embargo, grande fue la sorpresa cuando el fiscal de Homicidios Adrián Spelta, a cargo de la investigación, reveló a los medios de prensa que lo esperaban en la puerta del hotel Plaza Real de Santa Fe al 1600 que la persona muerta era una mujer y que no se habían detectado signos de violencia ni sangre.

El fiscal contó que la mujer había llegado el miércoles desde Buenos Aires junto con un hombre. Al parecer habían pagado el primer día con transferencia bancaria y después abonaron en efectivo el resto de la estadía. La pareja debía dejar el hotel ayer, pero como no tenían noticias los encargados decidieron entrar a la habitación, desde la cual empezaba a emanar un olor putrefacto.

“Era una mujer, precisamente quien había hecho la reserva, que sería oriunda de Buenos Aires. Estaba boca abajo sumergida. En principio no hallamos signos de violencia pero no podemos descartar nada porque el cuerpo tiene un proceso de putrefacción avanzado que obliga a que se le practique la autopsia para establecer la causa de la muerte”, apuntó Spelta.

Sobre la data de la muerte, se calculaba entre la última vez que fue vista en el hotel, la mañana del domingo, y una estimación a simple vista realizada por una médica forense que evaluó que podría datar de hasta 36 horas antes del hallazgo.

Respecto del hombre sólo se sabía de él la identidad con la cual se registró en el hotel mientras se esperaba que el análisis de las cámaras de vigilancia del hotel ayudaran a establecer cuándo y cómo se retiró, lo cual hasta ayer se ignoraba. Tampoco se encontró ningún elemento que pudiera pertenecerle, ya que todo lo hallado —vestimenta, valijas, documentación— era de la mujer.

El fiscal indicó que en la habitación no se hallaron en principio rastros que indicaran algún hecho violento. Pero sí remarcó que se encontraron elementos que dan a entender que en el cuarto se había consumido drogas, más específicamente crack. “Nadie del personal refirió ninguna actitud sospechosa durante la estadía. Puede llamar la atención que prácticamente no salían sino que se quedaban en la habitación e incluso pedían que les llevaran la comida. Y siempre pedían que les limpiaran el cuarto después del mediodía”.

Hasta anoche el hallazgo se prefiguraba como una muerte por consumo de drogas, un accidente doméstico o bien la mujer pudo haber sido asfixiada. Todo es materia de investigación. Por otro lado Spelta solicitó el secuestro del vehículo y se dio aviso a estaciones de peaje como la de General Lagos con la intención de detectar por dónde pudo haber salido de la ciudad.

Fuente: La Capital.

«No quieren más»

Una curiosa situación ocurrió mientras se disputaba el partido entre la Selección argentina ante Polonia. El duelo

Copyright © 2022 La Papa

Todos los derechos reservados

Copyright © 2022 La Papa i Todos los derechos reservados