Se agravó la situación y podría perderse el 30% de la cosecha de caña de azúcar

La crisis del gasoil se agrava a medida que pasan los días en el norte argentino, a pesar de las promesas del Gobierno nacional de darle solución al problema en el corto plazo. Productores agropecuarios y transportistas hacen largas colas en estaciones de servicio para conseguir el combustible a cuenta gotas justo en el momento donde la región expresa su máximo potencial productivo de la mano de la zafra de la caña de azúcar y la cosecha de las frutas cítricas, junto a la trilla de los granos gruesos y el movimiento de hacienda.

Esto significa que las pérdidas productivas cada vez se hacen más tangibles y si no se puede abastecer debidamente al campo y a los camiones que transportan la cosecha, pueden ser de gran envergadura. Así lo aseguró a este medio el presidente del Centro de Agricultores Cañeros de Tucumán (CACTU), Otto Gramajo, quien sostuvo que de no poder cosechar las plantaciones de caña del este provincial, más de un cuarto de la producción podría echarse a perder.

La cosecha de caña empieza en mayo por miedo a las heladas en julio. Entonces, la intención es tener todo el este de Tucumán cosechado por esta cuestión para junio. Si no lo podemos cosechar por la falta de gasoil, esa caña no va a servir, y esa caña representa el 30% del cañaveral tucumano. Si no lo podemos cosechar en junio, es posible que se termine perdiendo”, advirtió Gramajo.

Con la situación del faltante “que se agrava día a día”, Gramajo explicó que a medida que la zafra azucarera va tomando ritmo, la demanda de gasoil se acrecienta de manera considerable. “Hay que tener en cuenta que una hectárea de caña produce 20 veces más que una hectárea de soja, por lo que el consumo de combustible es mucho mayor en comparación y al mismo tiempo se necesitan muchos más camiones para transportar la cosecha a los ingenios. Las 270.000 hectáreas que tenemos en Tucumán equivalen a 5,5 millones de hectárea de soja”, remarcó Gramajo.

El dirigente de CACTU también marcó que no solo se ven afectadas las labores de recolección, sino también la siembra de nuevos cañaverales y que este problema traerá aparejado no solo una menos producción de azúcar, sino también de alcohol para la elaboración de bioetanol. Es por eso que vaticina que al problema del gasoil “se le va a sumar el de la nafta. Las petroleras nos están pidiendo que aumentemos la producción para llevar al corte al 17% del 12% actual, pero de la manera que se está moliendo es imposible, inclusive llegar al 12%”.

En la misma línea se expresó el dirigente y ex presidente de la Asociación de Productores del Norte (Apronor), Osvaldo Martín, quien sostuvo que la falta de gasoil “se da en toda la provincia, no solo en el campo. En San Miguel del Tucumán hay que recorrer cinco estaciones de servicio para conseguir el combustible. La situación está igual que hace algunas semanas”.

Además, “el combustible que se consigue es el premium, arriba de los 200 pesos el litro. Están todos mendigando por gasoil y hay gente que en esta situación se aprovecha. Hoy por hoy corrigen la economía así: ¿Querés el producto? Te mato con el precio. Esto pasa también con el tema cubiertas, que es casi delincuencial. Así es con todo”, completó Martín.

Copyright © 2022 La Papa

Todos los derechos reservados

Copyright © 2022 La Papa i Todos los derechos reservados