Sin Lionel Messi y el PSG sufrió una dura goleada ante Mónaco

Continúan los problemas para el PSG después de la turbulencia que sintieron Mauricio Pochettino y sus dirigidos en el Parque de los Príncipes en la goleada 3-0 frente al Bordeaux provocada por sus fanáticos. Es que una fecha después de aquel duelo en el que Lionel Messi y Neymar fueron abucheados desde la grada, los de París cayeron por 3-0 ante el Mónaco de visitante.

Con un doblete de Ben Yedder y otro de Kevin Volland, los monegascos se impusieron con claridad en el Estadio Luis II ante un Paris Saint Germain que extrañó la presencia del astro argentino en el campo quien, al igual que Keylor Navas, no estuvo entre los convocados por presentar un cuadro gripal.

Mas decidido desde el arranque, el Mónaco salió con la intención de lastimar al PSG. Los locales atacaron con tal intensidad que lograron generar tres tiros de esquina en apenas cinco minutos de juego, mientras que Gianluigi Donnarumma tuvo que intervenir en dos oportunidades.

En 20 minutos de partido el conjunto de Mauricio Pochettino no logró incomodar a la defensa monegasca. Las llegadas de Kylian Mbappé por la banda izquierda quedaron frustradas antes de ingresar al área y Neymar no pudo conectar con el equipo, mientras que los dirigidos por Philippe Clement siguieron poniendo en aprietos al arquero de la selección italiana.

La insistencia del cuadro local rindió sus frutos. A los 24 Youssouf Fofana se liberó por la banda derecha, llegó al fondo y soltó un centro raso hacia el medio del área por donde llegaba Wissam Ben Yedder, que conectó el balón con el taco para sorprender a Donnarumma y abrir el marcador.

Recién a la media hora de partido, Neymar tuvo el primer remate de peligro para el cuadro parisino al ejecutar un tiro libre a metros del área que sobrevoló la barrera exigiendo al joven Alexander Nübel sobre su palo más lejano. Con el correr de los minutos, los visitantes pudieron acercarse al arco rival pero no lograron transformar las situaciones en gol durante la primera mitad.

En el complemento el PSG salió con una actitud diferente. Los de Pochettino comenzaron a dominar y a conservar la posesión del balón ante un Mónaco que no pudo mantener el ritmo y la presión alta que demostró durante los primeros 45 minutos.

Con el correr de los minutos y llegando a la hora de partido, el duelo fue perdiendo intensidad en su juego. Los locales se replegaron más atrás y a los parisinos le costó encontrar espacio en los últimos metros de cara al arco.

Sin embargo, cuando el encuentro parecía estancado, llegó un nuevo golpe para el conjunto visitante. A los 68 Kevin Volland sorprendió a la defensa con un remate en la puerta del área chica para estirar el marcador tras una jugada colectiva en la que Ben Yedder dio el pase final al delantero alemán que empujó el balón y descolocó a Donnarumma.

Entrando en el último cuarto del segundo tiempo, a los 72 Hakimi tuvo la oportunidad de descontar con un potente tiro desde el sector derecho que se estampó en los guantes de un Nubel debajo de los tres palos. Seis más tarde fue Mauro Icardi (ingresó por Wijnaldum) el protagonista de una nueva chance que encontró bien parado al arquero alemán.

En el momento en el que el PSG comenzó a reaccionar con llegadas claves, el Mónaco dio el golpe de nocaut cuando el autor del segundo gol cayó dentro del área tras un toque de Presnel Kimpembe. A los 81 minutos, Ben Yedder marcó su doblete desde los doce pasos y sentenció el resultado con un 3-0.

Con esta derrota los de Mauricio Pochettino siguen siendo líderes con 65 puntos y deberán esperar el duelo entre el Marsella y el Niza, sus inmediatos perseguidores, para ver la diferencia que le sacarán al segundo, la cual hasta ahora es de 15 unidades.

Fuente: Infobae.

Copyright © 2022 La Papa

Todos los derechos reservados

Copyright © 2022 La Papa i Todos los derechos reservados