La Papa

Tarjetas de crédito y Ahora 12: el truco para usarlas y ganarle a la inflación

Existe una forma de utilizar la tarjeta de crédito que los consumidores pueden implementar para combatir la suba de precios. Cómo y qué día conviene usar el plástico para hacer las compras de mayor monto.

Con una inflación de 4,8% en marzo y perspectivas de que en el año llegue casi al 50%, los consumidores reavivaron la búsqueda de estrategias para tratar de ganarle a la suba de precios. Una de las formas que vuelve a tomar relevancia es la de comprar con tarjeta de crédito, pese a que sigue el 1,2% de impuesto a los sellos en la ciudad de Buenos Aires.

“El secreto es realizar las compras de mayor monto el día siguiente de la fecha de cierre de tu tarjeta de crédito, ya que el resumen te va a llegar un mes después y además vas a tener diez días adicionales aproximadamente para poder pagarlos. Por lo tanto, vas a pagar y congelar el precio de 40 días atrás”, sugirió Eliana Muñoz, miembro del Consejo directivo del Consejo de Ciencias Económicas.

“Por otra parte, en un momento donde las ventas minoristas caen 8,6% frente al mes de marzo, comienzan a realizarse promociones con tarjeta que son una oportunidad frente a las restricciones sociales que afectan la actividad comercial. Para estos casos hay opciones de promociones y descuentos e incluso financiamiento en 3 y 6 cuotas sin interés”, agregó Damián Di Pace, director de Focus Market.

En este sentido, destacó que el plan Ahora 12 sigue siendo el más utilizado, básicamente porque el pago de las cuotas se va licuando por la inflación, frente a un nivel de ingreso que en muchos casos vía paritarias se acomoda por encima.

“De todos modos, hay que ser súper cuidadoso para no endeudarse por encima de las posibilidades, y siempre realizando compras que no tengan cargos adicionales por el uso del plástico, ya que muchas veces hay descuento por pago en efectivo o con débito“, advierte Muñoz.

Lo más importante, a su entender, es evaluar el costo financiero de la tarjeta de crédito, analizar en cada caso según cada situación puntual, si es autónomo o empleado, para poder a través del oficial de cuentas del banco conseguir bonificaciones de comisiones, que dependerán de la política de cada entidad.

También se debe considerar que las entidades públicas suelen poseer menores costos de mantenimiento mensual de cuenta y renovación anual.

En tanto, otro punto a tener en cuenta es que la tasa de interés por financiación de saldos de tarjetas de crédito no puede superar la tasa nominal anual del 43%, siempre y cuando el importe financiado no supere los $ 200.000.

FUENTE: ElCronista.

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram