La Papa

Transportistas dicen que el Gobierno no tiene dólares para comprar gasoil

Arden los ánimos en el ámbito del transporte de carga, el agronegocio, la industria y la distribución de mercaderías. Ocurre que, aunque el Gobierno sostiene que está buscándole una solución al faltante de gasoil, los sectores sufren una parálisis que se intensifica día tras día. Al tiempo que se complica el abastecimiento de alimentos e insumos, en el segmento de la logística y el flete hay coincidencias en que la casi nula disponibilidad del combustible es consecuencia directa de la falta de dólares para traer el producto desde el exterior.

Desde organizaciones como la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC) señalaron a iProfesional que, más allá de lo revuelto del contexto económico internacional, la adquisición de gasoil sigue manejándose con las reglas tradicionales: para comprar primero hay que pagar. Y una prueba contundente de la continuidad de esta modalidad está en que países vecinos continúan recibiendo el combustible prácticamente sin inconvenientes.

Un ejemplo es Bolivia, que recibe gasoil a través del puerto de Campana. En las últimas horas se viralizaron imágenes dando cuenta de hasta 600 camiones tanque con patente de ese país a la esperar de cargar el combustible importado.

«Hace un rato nada más, en la zona del puerto de Campana, más de 600 camiones bolivianos hacían fila para cargar el gasoil que su país adquirió e importó a través de esa terminal para transportarlo a Bolivia. No es la primera vez que se da esto; es un hecho que no hace más que aumentar la incertidumbre y el temor entre los transportistas argentinos», declaró al respecto Roberto Guarneri, presidente de FADEEAC.

«Hace casi tres meses que venimos denunciando problemas en el normal abastecimiento del combustible y las respuestas oficiales fueron, primero, que el problema estaba ocasionado por la cosecha y luego por la guerra en Ucrania. Sin embargo, vemos que países vecinos como Bolivia logran importar gasoil sin problema, lo que confirma la idea de que la causa de fondo es la falta de divisas», agregó en las últimas horas.

Gasoil: ¿faltan dólares para comprar?

Desde la entidad volvieron a señalar que «conseguir gasoil en el mercado internacional depende de algo tan simple como el de pagar lo que te piden por el producto», en referencia a la ausencia de respuestas contundentes, al menos hasta el momento, por parte del Gobierno.

«Con respecto a los camiones bolivianos, ellos operan desde el puerto da Campana porque no tienen puertos propios. Esta es una acción habitual que realizan. Alquilan nuestro puerto para recibir este combustible como también lo hacen con otros productos e incluso con algunas exportaciones», explicaron a este medio desde FADEEAC.

El desabastecimiento del combustible afecta hoy a la mayor parte de la flota de 650.000 camiones que trasladan insumos y mercaderías por toda la Argentina. Consultadas respecto de las unidades paradas por la ausencia de gasoil, fuentes ligadas a la federación indicaron que los camiones «van parando a medida que falta el combustible en su zona».

El comentario coincide con lo expuesto por organizaciones regionales como la representación del Sindicato de Camioneros en provincias como Santa Fe. En ese distrito, los choferes optan por completar los recorridos más cortos para evitar quedar varados ante la falta de gasoil.

«Un camión, en promedio, tiene una capacidad de recorrer, con tanque lleno, unos 1.200 kilómetros. Por eso se hacen viajes a destinos que estén a no más de 600 kilómetros del punto de inicio. La excepción es un viaje a Buenos Aires, porque allí no falta gasoil», informaron desde el gremio.

Faltante de gasoil: gestiones por el biodiesel

Por el lado del Gobierno, aunque predomina la renuencia a reconocer la gravedad del problema, se busca una solución por el lado del biodiesel hasta tanto se recupere la importación.

En esa dirección, la Secretaría de Energía se prepara para poner en vigencia una resolución que triplicará el corte con ese insumo de modo tal que pueda suplirse de forma momentánea la escasa disponibilidad del combustible. Hoy por hoy, la normativa vigente fija un techo de 5 por ciento de biodiesel por cada litro de gasoil. La decisión oficial es llevar el mínimo al 15 por ciento.

Este movimiento del Gobierno es seguido de cerca por el agronegocio de Córdoba y Santa Fe, territorios donde se genera la mayor parte del diésel a partir del aceite de soja. Desde ese segmento ya expusieron que pueden cumplir con la suba sin necesidad de ampliar la capacidad instalada. De hecho, diputados nacionales del bloque Córdoba Federal incluso anticiparon que propondrán un eventual corte de incluso el 20 por ciento a través de un proyecto de ley.

De acuerdo a organizaciones como la Cámara de Energías Renovables, las empresas del biodiesel pueden producir al menos 4 millones de toneladas del producto y en la actualidad ostentan, precisamente, una capacidad ociosa cercana al 60 por ciento.

Fuente: iProfesional.

Comparte