«¡Una vergüenza! El presidente se escondió. No se animó a mirarme a los ojos. Nunca me desmintió», se quejó Bullrich en su cuenta de Twitter.

La audiencia de conciliación entre el presidente Alberto Fernández y la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, fracasó este martes y la ex ministra de Seguridad salió a ratificar sus dichos contra el mandatario, a quien acusó de intentar obtener un retorno para promover la llegada a la Argentina de la vacuna contra el coronavirus elaborada por el laboratorio Pfizer.

Tras salir de la audiencia, Bullrich aseguró que «el presidente de la Nación no se animó a enfrentarme, a venir a la audiencia y mirarme a los ojos».

«¡Una vergüenza! El presidente se escondió. No se animó a mirarme a los ojos. Mandó una patota y se encerró en un cuartito. Ratifico mi opinión respecto al conocimiento de Fernández sobre la dilación del contrato de Pfizer, que trajo muertes evitables. Nunca me desmintió», se quejó Bullrich en su cuenta de Twitter.

Y agregó: «Mi abogado, Néstor Balian, le requirió al juez que haga concurrir a la sala de audiencia al presidente. Fernández se negó, seguramente por temor a enfrentarse conmigo. El acto de la audiencia fue irregular».

«La audiencia no existió como tal, fue una parodia. El presidente se escondió estando ahí adentro. Ratifiqué mis dichos», había advertido Bullrich a la salida de tribunales.

El abogado defensor de Fernández, Gregorio Dalbón, justificó lo ocurrido asegurando que «no había necesidad de que estuviesen enfrentados por las provocaciones de Bullrich y lo que hicimos fue preservar al presidente de la Nación».

«Bullrich anhelaba ver al Presidente y no lo permití. Ya que sin acuerdo no tenía sentido. Buscaba provocar y se quedó con las ganas, no entramos. Se fue con ira y enojada», completó Dalbó en su cuenta de Twitter.

Copyright © 2022 La Papa

Todos los derechos reservados

Copyright © 2022 La Papa i Todos los derechos reservados